martes, 19 junio 2018
10:01
h. Última Actualización

Latinoamérica ilumina Moscú

La capital rusa se transforma con el fervor y calidez de los fanáticos hispanos, quienes ya viven la fiesta.

Rusia /
14 jun 2018 / 00:00

¿Por qué echaron a Markarian? ¿Cierto que fue por una pelea con la prensa?”. “Él siempre peleaba con la prensa, se fue porque nos quedamos fuera del Mundial como siempre... Bueno, ahora ya no”.

La conversación podría darse entre cualquier grupo de amigos en una sobremesa, pero se dio a las 05:56 en un autobús interno del aeropuerto internacional Sheremetyevo, en el norte del imperial Moscú, invadido por un goteo incesante de hinchas sudamericanos que se han tomado el centro neurálgico de la ciudad de los zares.

Preguntaba la familia Díaz, representada por tres uruguayos que han tenido “la suerte de poder viajar” cada uno vistiendo una indumentaria de la selección. El padre, Sebastián, es quien más sabe de fútbol, o al menos eso demuestra asintiendo cada comentario futbolístico de su nuevo amigo.

El peruano, le dicen los charrúas, ya que han olvidado el nombre del “compañero de fútbol” que la vida y el azar les puso en su mismo vuelo desde Madrid a la capital rusa. A nosotros, que también formamos parte del mismo trayecto, también se nos ha escapado, y solo se le puede describir como un hombre emocionado, vestido con la roja de Paolo Guerrero, que apenas se ve entre todas las mochilas que carga.

Entre esa conversación se escuchaban otras de fanáticos mexicanos, numerosos colombianos y más peruanos, sobre todo peruanos. Latinoamérica disfruta del fútbol y son ellos los que han colapsado la ciudad desde antes del inicio del torneo. Lo demuestran los datos ofrecidos por la FIFA en cuanto a venta de boletos, con Brasil (72.512), Colombia (65.234), México (60.302), Argentina (54.031) y Perú (43.583), entre los ocho más presentes en la cita, superados únicamente por el anfitrión Rusia, Estados Unidos y Alemania.

La alegría sudamericana contrasta con el sentir de los fanáticos locales. Hay pesimismo en el ambiente, normalidad en la ciudad y un sentimiento de derrota antes de jugar, sin embargo, la selección rusa tiene la oportunidad de cambiar esto en el partido inaugural ante Arabia Saudita.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA