viernes, 24 noviembre 2017
09:56
h. Última Actualización

Mina empieza el camino tras la medalla olímpica

El púgil guayaquileño, de la categoría 81 kilos, buscará la clasificación al Mundial de Alemania.

21 abr 2017 / 00:00

Es el boxeador amateur ecuatoriano de mayor proyección. Incluso, Carlos Mina ya ha sido tentado para pasar al profesionalismo.

Luego de quedar quinto en los Juegos Olímpicos de Río 2016 (en la categoría de 81 kilos), varios promotores de boxeo le ‘guiñaron el ojo’ al guayaquileño para ubicarlo en el campo rentado.

“Esta gente me manda mensajes por las redes sociales ofreciéndome el oro y el moro para que me pase al profesionalismo”, contó el púgil, de 24 años. Él habló con EXPRESO en la esquina de las avenidas Shyris y Naciones Unidas, en el norte de Quito. Su espigada figura llamó la atención de los transeúntes.

Confesó que esas propuestas no le quitan el sueño, por el momento. “Antes de ser profesional quiero darle una medalla olímpica a mi país”, dijo.

En Río 2016 estuvo a un paso de la presea de bronce. Ahora, está seguro de que llegará al podio olímpico en Tokio 2020.

El semipesado cree que tiene una derecha que “hipnotiza al rival”. Para demostrarlo, estira su fibroso brazo, hace puño la mano y dice: “Mire, aquí hay dinamita”.

Esa ‘dinamita’ tratará de hacer explosión en el Premundial de Tegucigalpa, Honduras, del 10 al 18 de junio. Allí buscará un cupo al Mundial de Alemania, que será en septiembre.

El mejor deportista sénior de 2016, según EXPRESO, se prepara en el gimnasio de La Tola, en la capital. Lo hace bajo la atenta mirada del entrenador Segundo Chango. “Estamos enfocados en los golpes rectos y en mantener la distancia para no ser castigado”, explicó.

Durante el diálogo, Mina se quedó un instante en silencio y regresó la mirada hacia su hijo, Derrick Boss, de un año y nueve meses. El chico correteaba y a punto estuvo de caerse. “Este pelado es mi gasolina, el que me prende para seguir adelante con la preparación diaria y llegar a hacer flamear la bandera de mi país, en todo lo alto, en Tokio 2020”, comentó con un optimismo contagiante.

El boxeador tiene otro proyecto afuera del ring. Él también es cantante urbano. Ahora está preparando el tema denominado ‘Gigantes’. “La letra de la canción habla de cómo empecé desde abajo. Salí del polvo. Me crie en la calle. Con la música trato de transmitir mi experiencia”.

A LA CARTA