viernes, 22 septiembre 2017
15:11
h. Última Actualización

La samba sigue al Ídolo en la Copa

Barcelona se infiltra en la zona de los brasileños, mientras que en la otra llave los clubes argentinos son los que mandan.

12 ago 2017 / 00:00

La Copa Libertadores empieza a definir su desenlace. De los 43 equipos que arrancaron el certamen, sólo quedan los ocho mejores del continente y entre ellos está Barcelona, emulando el trabajo de Independiente del Valle en la edición pasada, que logró colarse hasta la final.

Brasil era el país con más clubes en la fase de octavos, con seis. Palmeiras, Atlético Mineiro y Atlético Paranaense fueron eliminados, quedando con vida Gremio, Santos y Botafogo.

Estos clubes marcan una supremacía en la llave donde Barcelona seguirá su camino hasta la final. Los toreros empezarán a cambiar la salsa por la samba, ya que viajarán a la tierra del pentacampeón del mundo para chocar contra Santos, único invicto en el torneo. Y de clasificar, tendrían que regresar para medir a Botafogo o Gremio.

Especulando y sacando cálculos, el Gremio, club de mayor jerarquía futbolística y económica, se alza como el rival que el Ídolo mediría en las semifinales. De darse, Michael Arroyo volvería al Monumental, esta vez vestido con la divisa del cuadro brasileño. Al igual que Miler Bolaños, quien se inició en Barcelona, pero fue en Emelec donde se coronó campeón y se convirtió en referente.

Curiosamente, las dos veces que Barcelona llegó a la instancia final de este certamen nunca se encontró en el camino con brasileños, ni en fase de grupos, ni en eliminación directa (solo en la final en 1998, cuando tuvo que enfrentar a Vasco da Gama).

En la otra orilla de la Copa Libertadores, los poderosos argentinos mandan, pero luego de que el Jorge Wilstermann dio el batacazo ante Atlético Mineiro, las credenciales de los bolivianos demandan cuidado. Pero sin duda, el señalado a llegar a la última instancia es River Plate de Marcelo Gallardo, club que levantó el trofeo en 2015.

Con los cucos brasileños de su lado y los argentinos en la mira, el Ídolo empieza a dejar en claro que también va tras la Libertadores. No es más un participante, empieza a ser candidato.

El próximo rival de los amarillos

Santos: de Pelé a Neymar

El Santos es considerado uno de los clubes más grandes en Brasil. De su cuna salió el símbolo histórico del fútbol carioca: Pelé, y el de la edad contemporánea: Neymar.

De hecho, las tres Libertadores que ha conseguido el club se deben a ellos. Pelé la conquistó en 1962 (ante el Peñarol de Alberto Spencer) y 1963 (ante Boca Juniors), mientras que Neymar lo hizo en 2011.

En la Copa de 2003, el Santos relució con nombres como Robinho, Diego, Ricardo Oliveira, Renato (ambos siguen en el plantel) y otros.

Al igual que Barcelona, es de los pocos clubes brasileños que jamás han descendido de categoría. Además, Santos tiene la sexta mayor hinchada de Brasil.

Tiene 70.000 socios miembros y, curiosamente, la ciudad que cuenta con el mayor número de aficionados no es Santos, sino la ciudad de Sao Paulo, con 1,8 millones de hinchas.

A LA CARTA