sábado, 16 diciembre 2017
18:19
h. Última Actualización

La boda de Messi es de telenovela

Uno de los mejores futbolistas del mundo y Antonella Roccuzzo se darán el ‘sí quiero’ el 30 de junio en la basílica de su querido Rosario, en Argentina

18 jun 2017 / 00:01

cuenta regresiva. Después de toda una vida juntos, dos hijos, Thiago, de cuatro años, y Mateo, de uno, y una relación bien fundamentada, el jugador Lionel Messi y su novia, Antonella Roccuzzo, se darán el ‘sí quiero’ en su Rosario natal, en Argentina, el 30 de junio.

La boda de uno de los mejores futbolistas del planeta tiene todos los ingredientes de una telenovela: polémica con la lista de invitados, festejo en dos países (España y Argentina), el lanzamiento de una firma de moda de la llamada ‘primera dama del Barça’, el debut del propio Leo como empresario en España, con la compra de un hotel-boutique en Sitges (Barcelona) valorado en 30 millones de euros. Además, entró en escena el cambio de su wedding planner en su país, a pocos días del ‘gran día’.

Bárbara Díez, mujer del jefe de Gobierno de Buenos Aires y explanificadora del evento del año, puso fin a sus funciones como organizadora de la boda por motivos económicos. Según han desvelado varios medios de comunicación argentinos, habría sido decisión del padre del futbolista, Jorge Messi, que es el encargado de administrar los gastos y las cuentas. Las elevadas cifras económicas que pedía Díez hicieron que el padre de Messi decidiese prescindir de sus servicios.

Anteriormente, ya había rebajado la lista de invitados a la ceremonia de 600 a 250 personas y cambiado el lugar de la celebración de hotel Puerto Norte de Rosario al casino City Center.

En la lista de invitados no todos los que comparten vestuario con el argentino tendrán el placer de acompañarle en el día más especial de su vida. 21 jugadores habrían sido los afortunados que asistirán al enlace, aunque ya ha habido algunos que no van a poder estar presentes, como el capitán Andrés Iniesta. El que sí acudirá será es su compañero Gerard Piqué con su pareja, la cantante Shakira. Ellos irán en su avión privado y se regresarán a España inmediatamente.

Una de las grandes ausencias será la de su exentrenador en el Barcelona, Luis Enrique, quien no habría sido invitado.

La fiesta será animada por el grupo de cumbia pop uruguayo Rombay, y la Princesita Karina, cantante de cumbia y pareja del jugador Kun Agüero, amigo de Lionel Messi.

Se conoció que el crack del Barcelona y de la selección de Argentina pidió a los invitados que como regalo de boda realicen un aporte benéfico a su fundación solidaria. MOL

 La boda de Messi es de telenovela

En la Catedral

La ceremonia religiosa se oficiará en la catedral de Rosario. La basílica se encuentra localizada en la parte más antigua de la ciudad, en el 789 de la calle Buenos Aires, al lado del Palacio de los Leones, sede de gobierno municipal de la ciudad, en frente de la Plaza 25 de Mayo. La familia del astro argentino contrató los servicios de una empresa de seguridad israelí para que se haga cargo de la custodia de la ceremonia religiosa y de la fiesta.

 La boda de Messi es de telenovela

El más grande

Los festejos serán en el City Center de Rosario, el flamante y lujoso hotel casino, donde se recibirá a los 250 invitados. Para resguardar la intimidad de los novios y los asistentes se bloqueará gran parte del acceso a las habitaciones del hotel Pullman, el cinco estrellas que funciona al lado del afamado casino. El lugar es el centro de entretenimientos más grande de Latinoamérica y posee diversos espacios gastronómicos de alta cocina internacional.

 La boda de Messi es de telenovela

Despedida de solteros

Antes de la boda, Lionel Messi y Antonella Roccuzzo están realizando una atípica despedida de solteros junto a sus dos hijos y las familias de Luis Suárez y Cesc Fábregas. Se encuentran descansando en Ibiza, mar Mediterráneo, donde están llevando adelante unas lujosas vacaciones. Leo invierte alrededor de 9 mil euros por día en el alquiler de un exclusivo yate que cuenta con una lujosa suite, más otras tres habitaciones, cuatro baños...

La de Maradona fue más ostentosa

Sin lugar a dudas que su matrimonio fue toda una ostentación. Diego Maradona y Claudia Villafañe tuvieron la megafiesta jamás soñada por parejas de todo el mundo, en la que no faltó nada, hasta se contrataron chárteres para trasladar a la Argentina amigos y compañeros del destacado futbolista que militaba en el Nápoli. Un vuelo valorizado en 500 mil dólares pagó Diego para trasladar a los invitados europeos. Unas 300 personas fueron alojadas en los mejores hoteles de la capital argentina. El ‘Pelusa’ se casó el 7 de noviembre de 1989 en la iglesia del Santísimo Sacramento, de Buenos Aires Hubo 1.200 invitados entre famosos de Argentina y de otras partes del planeta, actrices, vedettes, jugadores de fútbol, directores técnicos, periodistas deportivos, amigos... El lugar escogido para la recepción fue el Luna Park. Las hijas de la pareja lucieron para el evento, hasta ese momento, el más importante de sus cortas vidas, unas tiaras de diamantes y unos lujosos vestidos. El vestido de la novia fue diseñado por la modista Elsa Serrano y llevaba 800 cristales de roca, 1.500 piedras y 5 kilos de cautillo de cristal de origen francés. Todo un lujo. Hubo recitales de rock, fastuosa comida, shows en vivo, disfraces, bailes, música de todos los tiempos. Los regalos fueron alfombras persas, jarrones costosos, copas de cristal, cuadros con marcos de oro, vajillas muy finas y hasta una sopera de plata, cuyo costo era de 5.000 dólares.

A LA CARTA