viernes, 23 febrero 2018
23:09
h. Última Actualización

Dos charrúas y otro trofeo

Ambos técnicos definieron el título local en 2017 y hoy, en la final de la Copa del Pacífico, uno quiere repetir festejo y el otro saciar su sed de revancha.

02 feb 2018 / 00:01
Dos charrúas y otro trofeo
Guillermo Sanguinetti. Uruguayo 51 años Llevó a Delfín por primera vez a Libertadores.

Dos viejos conocidos. Alfredo Arias vs Guillermo Sanguinetti. Engendrados en el país de uno de los técnicos más trascendentales de América Latina: Óscar Washington Tabárez. No solo se conocen de las canchas ecuatorianas, se han enfrentado desde el 2012 y el DT de Emelec lleva la ventaja. Hoy en la final de la Copa del Pacífico, el Topo busca su vendetta.

Cada uno con un método diferente a la hora de buscar el arco contrario, siendo este su principal consigna. El oriundo de Canelones ha marcado a Emelec con un juego versátil, tan funcional por las bandas como por los carriles interiores. Ese 4-2-3-1 que ha implantado, si bien le costó encontrar un funcionamiento óptimo, hoy se ejecuta a ojos cerrados.

El otro uruguayo, nacido en Montevideo, ha intentado un nuevo esquema para la presente temporada, pasando del 4-4-2 al 4-3-3, con lo cual pretende una mayor presión en el ataque, aprovechar la velocidad de sus aleros y al mismo tiempo conservar esa seguridad en el bloque de contención con una sólida línea de tres volantes en el medio campo.

Arias, enamorado de la escuela de Pep Guardiola en el FC Barcelona, no tuvo un camino sencillo en la temporada 2017 para doblegar a su rival de hoy.

Y es que la formación que tuvo Sanguinetti en su etapa como futbolista con el maestro argentino Carlos Timoteo Griguol, en Gimnasio y Esgrima de La Plata, ha arraigado en él ese fútbol no tan estético pero sí efectivo, algo que Emelec sufrió antes de las finales (en los cuatro partidos anteriores no pudo vencerlo, Delfín sí).

Pero hoy serán otros 90 minutos, en los que Delfín podrá ensuciar la fiesta eléctrica y al mismo tiempo desquitarse de la vuelta olímpica que dieron los millonarios en el Jocay en diciembre pasado. Si bien no es un título oficial, servirá para el registro histórico. Una final escala, que golpeará el honor.

Noboa y Montero, ilusión azul

No es más una especulación. El interés de los eléctricos por Christian Noboa y Jefferson Montero es real. La dirigencia de Emelec viene desde hace un par de semanas tratando el tema y con el Zar ya tendría todo solucionado; sin embargo la traba sería su club, el Zenit, que exigiría una suma alta por su préstamo. Por la Turbina, el caso es similar: el Swansea, dueño de su pase, cedería vender hasta el 50 %. Ambos jugadores buscan continuidad, que escasea en sus clubes.

A LA CARTA