jueves, 24 mayo 2018
14:49
h. Última Actualización

Otra frustración copera para Emelec

La derrota ante Flamengo ratifica su eliminación en la Libertadores. Ahora solo le queda luchar por la Sudamericana.

Brasil /
17 may 2018 / 00:00

La historia se repite y, pese a la tibia mejoría mostrada en el estadio Maracaná, la derrota 2-0 que Emelec sufrió anoche ante Flamengo selló su eliminación en la Copa Libertadores de América, nuevamente en primera ronda.

El campeón ecuatoriano llegó al mítico escenario brasileño con la obligación de obtener una victoria que le permita extender sus escasas opciones hasta la última jornada del Grupo D. Con Brayan Angulo y Marlon de Jesús lesionados, el técnico Alfredo Arias nuevamente se vio obligado a modificar su planteamiento para tratar de sobrevivir sin un centrodelantero de oficio.

En el primer tiempo peleó protagonismo con el Fla. Le planteó juego en su propio campo, ratificando aquello de que en esta llave ningún rival está deslotado, sin embargo, la ausencia de un referente de ataque impidió que ese control se refleje en el marcador.

Pasado el primer cuarto de hora el conjunto local equilibró las acciones. Diego asumió el papel de organizador, jugando atrás de la primera línea de volantes azules, desnudando así las limitaciones defensivas.

Aunque sin un juego bien elaborado, Flamengo comenzó a hacer sentir su poder en acciones con balón detenido. Dos veces el central Juan se impuso en la cancha de arriba, encontrando la correcta respuesta del guardameta Esteban Dreer.

Apenas iniciado el segundo tiempo Everton encontró en un rebote el camino hacia las redes y obligó a Emelec a buscar un revulsivo.

Arias le dio entrada a Jefferson Montero y Fernando Luna, pero ninguno de los dos fue solución, mientras los brasileños comenzaron a jugar con la desesperación de un equipo que veía más cerca la eliminación.

Ya en los minutos de adición Everton sentenció el asunto ejecutando un tiro libre que dejó sin reacción a Dreer.

Con apenas un punto de 15 posibles, el Bombillo marcha en el último puesto de su llave. En la última jornada recibirá a Santa Fe y necesitará ganarle por tres goles de diferencia para relegarlo del tercer puesto y buscar un puesto en la Copa Sudamericana, para así tratar de maquillar una de sus peores campañas internacionales. MGD

A LA CARTA