viernes, 25 mayo 2018
21:23
h. Última Actualización

Tradición que lucha contra el olvido

14 feb 2018 / 00:00

Guayaquil, la ciudad del río grande y del estero, creció a la par de deportes muy populares desde la década de los 40, algunos de ellos relacionados a la historia fluvial de la Perla del Pacífico.

Quienes ya peinan canas recuerdan las memorables jornadas en la ría, el estero Salado, el estadio Modelo, la pista Víctor Emilio Estrada, los coliseos Huancavilca, Voltaire Paladines y River Oeste, el Reed Park, entre otros escenarios que con el paso del tiempo fueron perdiendo protagonismo.

En la actualidad, algunos de esos espacios ya no existen o dejaron de ser los semilleros de las denominadas disciplinas no tradicionales.

La reducción del presupuesto, las intervenciones (pugnas dirigenciales) a algunas federaciones nacionales, la falta de un trabajo coordinado entre los ministerios de Deportes, Finanzas y Educación, además del poco espacio que los medios de comunicación le dedican al desarrollo de sus actividades fueron los principales obstáculos que encontró EXPRESO en un recorrido por varios escenarios deportivos.

“Los que practican remo lo hacen por amor al deporte, porque no da para vivir. Comprar una yola en el extranjero cuesta 8.000 euros (9.803 dólares) y traerla al país significa un incremento, por el tema de los impuestos”, afirma Manolo Ante, presidente de la Asociación Provincial de Remo.

Un problema similar afronta Jazmín Ávila, presidenta de la Asociación Provincial de Baloncesto. Ella reconoce que el presupuesto que recibe para realizar su gestión es muy bajo y, a pesar de ello, realiza todo tipo de esfuerzos para levantar una actividad que en antaño tenía muchos adeptos.

Ellos, al igual que Santos Vásquez, presidente de la Asociación Provincial de Boxeo, reconocen que los fondos que manejan en la actualidad no alcanzan ni para tener un jefe de prensa que ayude a difundir sus actividades.

Hay personas que se quejan por los cobros que realiza Fedeguayas para el uso de sus espacios, pero prefieren mantener sus nombres en el anonimato. Miguel Moncayo, director de Marketing y Comunicación de esa entidad, aclara que “es una institución privada, cuyo objetivo principal es el deporte formativo para el alto rendimiento, que cuenta con programas gratuitos de masificación y campamentos deportivos de pago”.

Afirma que los valores recaudados por autogestión son utilizados en el mantenimiento y mejoramiento de escenarios. Sin embargo, la pista atlética y la cancha del estadio Modelo Alberto Spencer se encuentran en malas condiciones y el coliseo Voltaire Paladines acoge pocas actividades deportivas. En ambos recintos se realizan de manera constante espectáculos artísticos, como parte del plan de autofinanciamiento de Fedeguayas.

Así las cosas, los escenarios regentados por la matriz del deporte albiceleste, solo pueden ser utilizadas por los deportistas federados o por aquellas personas que estén en la capacidad de pagar su alquiler.

La alternativa se encuentra en los parques y otros espacios públicos, donde el ciudadano común puede realizar actividad física añorando aquellos años en los que el deporte era un derecho de todos.

El trabajo de masificación

Jorge Arosemena, director del Departamento de Deporte del Municipio de Guayaquil, considera que “las malas dirigencias” hicieron que los clubes solo se concentren en el fútbol, dejando de lado a otras disciplinas.

“Nosotros no vamos a dejar morir los deportes tradicionales. Estamos masificando, de manera gratuita, disciplinas como voleibol, béisbol, natación y baloncesto, sin olvidarnos del fútbol. Enseñamos a nadar a más de 3.000 personas, arreglamos la Liga Miraflores, queremos hacer un diamante en Mucho Lote 2 y otro en Puerto Azul, que será entregado en comodato al club Cardenales”, detalló Arosemena.

Con un presupuesto de tres millones de dólares, la Alcaldía no cobra por esos servicios.

Para saber

Tranquilidad.

Nicolás Issa, director de Inmobiliar, reiteró que las canchas del parque Samanes continuarán siendo de uso gratuito para todas las personas.

Alternativas.

En parques como: Kennedy, Urdesa, Bolivariana, Lineal de la Carlos Julio Arosemena, La Atarazana, Coviem, avenida Barcelona, entre otros, existen espacios para hacer deporte.

Cambio.

Antes del cambio de administración en Fedeguayas los cursos vacacionales eran gratuitos. Hoy, como campamentos vacacionales, tienen costo.

A LA CARTA