martes, 19 junio 2018
01:02
h. Última Actualización

Atletismo, año de crecimiento

El deporte base en el Ecuador dejó grandes logros en el 2017 y se plantea un 2018 de mayor despegue con nuevas reglas.

02 ene 2018 / 00:00

Más de un centenar de medallas en eventos internacionales, participaciones históricas en mundiales donde Ecuador nunca antes había acudido y 27 nuevos récords resumieron una temporada 2017 positiva para el atletismo nacional, que se plantea desde ya un 2018 más intenso y estricto, debido a la nueva reglamentación que regirá desde esta temporada en la Federación Internacional (IAFF, por sus siglas en inglés).

En el año que feneció, el Departamento Técnico de la Federación Ecuatoriana de Atletismo contempló 11 torneos, entre nacionales y extranjeros, como los más importantes en cuanto a consecución de títulos y participaciones tricolores.

El calendario (ver info) era extenso y ambicioso; al final dio sus frutos. En febrero, Ecuador acudió al Sudamericano de Cross sin muchas aspiraciones, pero consiguió el primer lugar por equipos y clasificó al Mundial de Uganda; dos meses después Ecuador competía otra Tri, la de relevos, acudió por primera vez al Mundial de la categoría en Bahamas y se trajo un 7° lugar y un nuevo boleto histórico: asistir por primera vez en esa modalidad al Mundial de Londres.

Por su parte, las nuevas promesas no estuvieron ajenas a este buen año. En el Mundial de Menores la Tri se adjudicó varias medallas, resultado que en los últimos cuatro años se ha convertido en una constante. En el 2016 Jonathan Amores fue oro en marcha y en 2015 Maribel Caicedo fue campeona en vallas. Esta última este 2017 hizo su transición a las vallas adultas con 17 años e incluso asistió a sus primeros Juegos Bolivarianos, donde se colgó bronce en los 100 m vallas.

La confirmación de que le esperan nuevos y mejores días al atletismo ecuatoriano se dio en el Mundial Sub-18 de Kenia, donde Glenda Morejón, en los 5k marcha, y Frixson Chila, en salto triple, se colgaron oro y plata, respectivamente; casi inmediatamente le sobrevino el Panamericano Juvenil de Trujillo, donde por primera vez el país acudió con equipo completo. Aquí apareció la figura destacada de David Hurtado, marchista de 17 años, quien ganó el oro en los 10.000 metros, que le valió ubicarse 4° en la clasificación mundial de atletas menores de 18 años.

Finalmente, en los Bolivarianos se obtuvieron 21 medallas que dieron al país un 4° lugar en la clasificación por equipos del torneo, con 5 oros, 8 platas, 8 bronces y 6 nuevos récords nacionales.

Este año recién está empezando y el atletismo local ya tiene los ejes definidos. Los Juegos Odesur (Sudamericanos) en Bolivia, en mayo; el Campeonato Iberoamericano de Lima y dos mundiales son fijos.

Cambian las reglas del juego

Hasta el año pasado la Federación Internacional de Atletismo (IAFF) establecía la participación de un deportista en eventos del ciclo olímpico y otros internacionales, de acuerdo con marcas previamente establecidas. Desde este año todo cambia.

Los tiempos (registros) ya no serán más la referencia, sino que se establecerá la participación de acuerdo con el ranking (puntos) en el que se ubiquen los deportistas. Esta medida, explica Bravo, presidente de la Ecuatoriana de Atletismo, hace más exigente el trabajo que deberán realizar los atletas. “El nueva reglamento será muy fuerte. Antes no importaba el evento que fuera, solo se debía mejorar marcas. Ahora hay que escoger el torneo que sume punto para el ranking”, sostiene. Sin embargo, Bravo confía en que esto no sea problema, ya que la dirigencia del atletismo local ha ganado mucha notoriedad para ser invitada a eventos muy importantes.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA