martes, 19 junio 2018
17:30
h. Última Actualización

Así Marte se diferenció de la Tierra...

Un estudio sugiere que el suelo absorbió parte del agua como si fuera una esponja.

14 ene 2018 / 00:01

Como si fuera una esponja, el suelo de Marte fue absorbiendo parte del agua que corría por su superficie hasta convertirse en el gran desierto que es en la actualidad.

Se trata de la nueva teoría propuesta por un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) para explicar cómo perdió el agua líquida que tuvo en el pasado.

En la actualidad es un mundo gélido y su superficie es estéril e inhabitable, como han comprobado los rovers marcianos que exploran el planeta rojo desde hace años. Pero los científicos están seguros de que hace 3.500 millones de años tuvo abundante agua, como la tiene la Tierra.

Creen que hubo mares, lagos y ríos gracias a las huellas que dejaron. “Hay muchas pruebas de que la hubo: estructuras sedimentarias, aparentes valles de ríos, minerales hidratados y, posiblemente, una cuenca oceánica (el 40 % del norte de Marte podría ser una antigua cuenca oceánica que se secó)”, enumera Jon Wade, autor principal del estudio.

Según detalla, hace mucho tiempo que el agua no corre por su superficie: “La perdió toda en los primeros 1.500 millones de años de la historia marciana, es decir, se quedó sin agua hace 3.000 millones de años, así que si hay vida en Marte, probablemente se encuentra en la profundidad del subsuelo y lo ha pasado bastante mal durante los últimos miles de millones de años”.

¿Cómo la perdió? Sigue siendo un enigma para el que se han propuesto diversas teorías. Una es que se fue evaporando debido a la pérdida del campo magnético que blindaba al planeta de la influencia del viento solar.

Pero la teoría que ofrece el equipo de la Universidad de Oxford, cuyos detalles se publicaron en Nature, sostiene que la pérdida del campo magnético no es suficiente para explicar dónde fue a parar todo el agua que albergaba. Y, según proponen, una parte habría sido absorbida y se encontraría en el interior del planeta.

“Es más que probable que esté almacenada en el permafrost marciano, en forma de hielo en el subsuelo, especialmente en el hemisferio norte”, señala el investigador del Departamento de Ciencias de la Tierra de Oxford.

Su estudio se basa en modelos usados para calcular la composición de las rocas y minerales terrestres. Los utilizaron para calcular cuánta agua pudo haber desaparecido de la superficie como consecuencia de las reacciones con las rocas.

Según sus estimaciones, las rocas basálticas de Marte pueden albergar un 25 % más de agua que las de la Tierra, de modo que podrían haberla absorbido, incrementando la oxidación de las rocas durante ese proceso y cambiando su composición mineral. Así se habría convertido en un mundo inhóspito para la vida: parte del agua se evaporó y parte se filtró al interior del planeta.

La teoría sugiere que, debido a su composición química, Marte estaba condenado desde el principio. Era inevitable que su agua fuera succionada por el manto como consecuencia de la reacción de sus rocas con el agua de la superficie.

Pese a que la vida no parece posible en la superficie de Marte, debido a las condiciones climáticas extremas que hay, los científicos no descartan que exista bajo tierra y, en marcha hay varias misiones para intentar esclarecer este asunto.

Para saberlo hay que esperar al 2020 que la Agencia Espacial Europea (ESA) y la agencia rusa, Roscosmos envíen el vehículo robótico ExoMars, que podrá taladrar la superficie y tomar muestras de hasta dos metros de profundidad.

Debe saber

Agua

Hace 3.500 millones de años, Marte tuvo abundante agua, como la tiene la Tierra. Con mares, lagos y ríos.

Sequía

Se estima que perdió toda el agua los primeros 1.500 millones de años de la historia marciana.

Exomars

En 2020, el vehículo robótico podrá tomar muestras de hasta dos metros de profundidad.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA