lunes, 21 mayo 2018
09:37
h. Última Actualización

5 misiones y 1 festejo para este 2018

El año estará marcado por un aterrizaje en Marte y la llegada a un asteroide

28 ene 2018 / 00:00

El año pasado fue importante para la carrera espacial. Ha estado marcado por la despedida de la misión Cassini, que durante 13 años estuvo explorando el planeta Saturno, sus anillos y sus lunas. En ese tiempo, las compañías privadas Space X y Blue Origin han hecho importantes avances en la utilización de cohetes reutilizables y, en diciembre, Donald Trump firmó la ‘Space Directive 1’ para ordenar el retorno de los astronautas a la superficie de la Luna.

Si algo es seguro, es que la exploración espacial seguirá adelante en 2018. En un vídeo, la NASA ha adelantado cuáles son las misiones e hitos que se deben esperar próximamente. Y EXPRESO los ha recopilado en este reportaje.

Todo apunta a que este 2018 estará marcado por la llegada de robots a Marte y al asteroide Bennu. También podrían realizarse importantes vuelos de astronautas a la órbita de la Tierra o incluso más allá. Parece ser que nuevos satélites se dedicarán a la búsqueda de exoplanetas e incluso habrá una misión para ‘tocar el solo’, con el fin de estudiar su origen y los vientos solares. También habrá una celebración: los astronautas cumplirán 18 años del trabajo en la Estación Espacial Internacional (ISS).

La misión ‘Insight’ de la NASA

Uno de los próximos hitos será el lanzamiento de la misión InSight, en mayo de este año. Esta misión, que forma parte del programa Discovery de la NASA para explorar el sistema solar, tiene como finalidad aterrizar una sonda para analizar el interior del planeta Marte. Está previsto que InSight ayude a comprender mejor los procesos de formación de planetas rocosos (como la Tierra) y el interior del Planeta Rojo. La sonda tratará de conseguirlo a través de mediciones de sismología, temperatura y de resistencia de los materiales. Habrá que esperar hasta noviembre para que la sonda llegue a la superficie.

El año de las rocas espaciales

Si 2017 ha estado marcado por la visita de un asteroide (o cometa muerto), de fuera del sistema solar, este 2018 será también importante para las rocas espaciales. La misión Osiris Rex llegará para hacer su visita al asteroide Bennu. La sonda, lanzada en septiembre de 2016, recogerá unos 60 gramos de material en el asteroide. Se espera que en junio de 2018, Hayabusa 2, llegue al asteroide Ryugu para recoger mayores cantidades de material. Hayabusa 2 volverá a la Tierra en 2020 y Osiris Rex en 2023. Ambas tienen como fin analizar la composición de los asteroides para comprenderlos mejor y sacar nuevas conclusiones.

Los primeros tripulados

Desde que la NASA dejara de usar los transbordadores espaciales, en 2011, ha dependido de naves extranjeras para enviar astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS). En 2014 firmó sendos contratos con Boeing y Space X para que desarrollasen módulos capaces de cumplir con esta difícil tarea, los CST-100 Starliner y Dragon, respectivamente. Por fin, está previsto que este año se pueda ver los primeros vuelos tripulados de estos módulos, después de que se hagan pruebas con vuelos no tripulados. Mientras tanto, la NASA seguirá preparando la cápsula tripulable Orion, que se espera que más adelante lleve a astronautas a la Luna.

La búsqueda de exoplanetas

Otro de los puntos álgidos de la exploración espacial es, sin duda, la búsqueda de exoplanetas. En 2017 se produjo el importante hallazgo de un sistema solar con siete exoplanetas de tamaño comparable a la Tierra, en la órbita de TRAPPIST-1, una enana roja, a una distancia de solo 41 años luz. Este 2018, y para sumarse a los esfuerzos del telescopio espacial Kepler y otros, la NASA lanzará la misión Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS) para buscar exoplanetas en las órbitas de las estrellas más brillantes del cielo. Se espera que en dos años analice la luz de más de 200.000 estrellas en todo el cielo.

Una misión para ‘tocar’ el sol

La búsqueda de exoplanetas en estrellas lejanas es muy interesante, pero no se puede olvidar a la más importante (para nosotros) de las estrellas: el Sol. Este año comenzará un largo viaje para ‘tocar’, por primera vez a nuestra estrella. En verano la NASA lanzará a la Parker Solar Probe, cuya misión será acercarse a casi 63 millones de kilómetros de la superficie del Sol (siete veces más cerca que nunca antes, pero aún así unas 164 veces la distancia entre la Tierra y la Luna), para analizar la parte exterior de la corona solar. Su principal tarea será aprender más sobre el origen y la evolución del viento solar.

18 años en la Estación espacial

Este 2018 se seguirá avanzando en la investigación de hábitats, cohetes y naves para mandar hombres a la Luna y más allá, pero será también la fecha en que los astronautas cumplirán los 18 años de trabajo en la Estación Espacial Internacional (ISS). Se trata de un laboratorio orbital suspendido a 400 kilómetros de altura y donde se han llevado a cabo al menos 2.100 investigaciones científicas y tecnológicas en campos como la Biología, la Ciencia de la Tierra, la Fisiología y la Física, siempre en condiciones de microgravedad. Hoy es el objeto artificial más grande en órbita terrestre.

A LA CARTA