sábado, 16 diciembre 2017
11:47
h. Última Actualización

2030: Los NANOBOTS colonizarán el cuerpo

Estas máquinas podrán ingresar, detectar y curar las enfermedades más graves. De momento los expertos trabajan en lograr rapidez, mientras mantienen la precisión

18 jun 2017 / 00:01

El mundo de la Ciencia está lleno de predicciones. Unas se han cumplido antes, otras después y algunas simplemente no se han cumplido. El vaticinio del que hablaremos hoy tiene que ver con la sanación de las enfermedades más complejas con ayuda de máquinas nanométricas que colonizarán nuestro cuerpo en el 2030. ¿Genial, no? Sin duda muchos querrán que se cumpla y lo más pronto posible.

Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google, es un conocido futurista que tiene un buen historial de predicciones acertadas y a quien citamos constantemente en esta página. Hace poco, ha reiterado su predicción de que la llamada singularidad tecnológica ocurrirá en el 2045.

Para Kurzweil, esto no se traduce en un escenario apocalíptico tal como lo cuentan las novelas de Isaac Asimov (donde la Inteligencia Artificial superará a la humana). Sino más bien, significa que los humanos seremos alimentados por las máquinas y dependeremos en su plenitud de estas para mejorar nuestras habilidades y sacar de nuestro cuerpo a los males que nos aquejan.

Este científico estadounidense, especializado en Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial, de 69 años, cree que como parte de la fusión humanos -máquinas, los nanobots habitarán nuestros cuerpos por la década del 2030. Mientras fluyan a través de nuestras arterias, estos robots microscópicos nos mantendrían sanos e incluso serían capaces de transmitir nuestros cerebros a la nube.

Otro futurista, Dave Evans, fundador y director de tecnología de Silicon Valley Stealth startup Stringify, piensa que semejante fusión de tecnología y biología no es extravagante. De hecho, él ha descrito tres etapas de cómo ocurrirá esto: la fase wearable (la tecnología utilizable, donde estamos hoy), la fase embeddable (incrustable - a donde nos dirigimos, con los implantes neuronales), y la fase replaceable (reemplazable).

Pero, ¿cómo avanza el tema de los nanobots? A paso acelerado. Un grupo de investigación que dirige el químico Jinyao Tang, en la Universidad de Hong Kong, por ejemplo, ha logrado progresos en el diseño del sistema de guiado para dirigir a un nanorrobot sumergible, con suavidad y precisión quirúrgica, mediante un haz de luz.

De momento, los prototipos son muy lentos para su uso en tratamientos médicos, pero la creación de nanorrobots más veloces que mantengan la precisión, se acerca.

Este paso haría posible las nanomáquinas con aplicaciones clínicas “naden” muy pronto en el torrente sanguíneo de las personas para administrar medicinas (gracias a su tamaño), realicen pequeñas cirugías e incluso ataquen células cancerígenas, mientras son dirigidas desde afuera por un especialista, según Nature Nanotechnology.

A LA CARTA