sábado, 23 septiembre 2017
01:06
h. Última Actualización

Yachay, la crónica de un sueño truncado

El informe de la Ciudad del Conocimiento recoge fallas en los edificios y falta de inversión.

14 sep 2017 / 00:01

Sesenta y cinco mil millones para el sistema de alcantarillado y agua potable, cuatro millones para una planta de tratamiento de agua, decenas de millones más para la construcción de ocho edificios y para las vías que los unirían.

Pero dos años después del ingreso de la empresa China Gezhouba Group Company Limited a Yachay no hay planta, ni alcantarillado ni vías. Los edificios sí están, aunque cinco de ellos son inviables.

Jorge Martínez, gerente de la Empresa Pública Yachay (responsable por la infraestructura), elaboró un informe sobre el estado actual de la Ciudad del Conocimiento en el cual fue enfático: hay problemas arquitectónicos, faltan aulas para los 1.010 alumnos y los millones prometidos en inversión privada no pasaron de los boletines de prensa a las cuentas bancarias.

El documento fue entregado el pasado martes al presidente Lenín Moreno junto con un pedido urgente para que la Contraloría General del Estado lleve a cabo un examen especial del periodo 2013-2017 y se puedan adjudicar responsabilidades por los visibles fracasos.

Sin embargo, un porcentaje de las fallas en la edificación y manejo de la propuesta se había analizado en el pasado.

El contrato con la constructora asiática, firmado en noviembre de 2015, fue uno de los aspectos en presentar mayores reparos, pues esta se encontraba en la lista de empresas inelegibles del Banco Mundial debido a mala praxis en proyectos de agua, recuperación de áreas tras terremotos y gestión de inundaciones. Asimismo, fue vetada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por prácticas fraudulentas.

Al año siguiente y ante las críticas, la Empresa Pública Yachay emitió un comunicado indicando que la contratación se dio “mediante un informe emitido por la comisión de régimen especial” del Estado ecuatoriano y luego de que la Oficina del Consejo Económico de Comercio de la Embajada de la República Popular China certificara que esta era una empresa pública, lo que ofrecía “más seguridad” al país.

Del crédito que se adquirió con el asiático Eximbank para el desarrollo de la infraestructura, señala el actual informe, solo el 32 % de los $ 1.000 millones se ha ejecutado. Sin embargo, parte de ese mismo dinero, “no menos de $ 50 millones”, se deberá reinvertir en reparar lo hecho, aseguró Jorge Ponce, gerente técnico de Yachay.

El informe también establece que se sobredimensionó el aporte de la empresa privada al proyecto. Los datos dan fe de que de los $ 55 millones que reportó la administración anterior como inversión particular, solo constan $ 2,8 millones. “No hay ni los $ 284 millones que se anunciaron ni los $ 3 mil millones para instalar una fábrica de autos eléctricos”, aseveró Martínez.

Esto último se volvió aparente a inicios de 2017 cuando la multinacional Tesla, con cuya tecnología Red Tech Niktesla Corp iban a elaborarse los vehículos en Yachay, negó la relación con esa compañía.

Las consecuencias de esta hipérbole económica han dejado más complicaciones que aciertos: el 52 % de los terrenos subutilizados, tierras en abandono y una población cuya proyección estimada era de 17.500 personas para 2018, pero que a tres meses de ese plazo es de 2.500.

Pese a la compleja situación, el sueño de Yachay continuará, solo que en versión reducida. El proyecto pasará de 1.345 a 255 hectáreas. No se ha hablado aún de lo que sucederá con los terrenos sobrantes, ni de quién responderá por los edificios inutilizables o los presupuestos optimistas.

Un pedido para René Ramírez

Luis Pachala, asambleísta por la provincia de Bolívar, indicó que solicitará que la entidad llame al exsecretario de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senesyct), René Ramírez, para que rinda su versión sobre los detalles que constan en el informe presentado el lunes, especialmente los relacionados a posibles sobreprecios. El político añadió que, dependiendo de los datos que este ofrezca, no descartará solicitar un juicio político.

Datos adicionales

Faltan aulas y laboratorios

El documento señala que solo funcionan doce aulas y 4 laboratorios en Yachay Tech. Con el fin de suplir la situación, se usan once aulas del Instituto Superior Tecnológico. Los investigadores deben salir del país para usar laboratorios de punta.

No hay vías o servicios básicos

El sector donde debía funcionar el parque industrial, que acogería a instituciones de investigación, empresas y mercados, no tiene vías de acceso o servicios básicos. Solo el 28 % de los $ 98 millones destinados para la zona se han ejecutado.

El terreno no está delimitado

El reporte señala que en el área destinada para ZEDE, espacio donde funcionaría un régimen especial aduanero, de comercio exterior y tributario, ni siquiera el terreno ha sido delimitado y no cuenta con seguridad.

Un solo evento en dos años

Se invirtieron $ 3,12 millones en el Centro de Emprendimiento Innópolis. El espacio solo se utilizó en 2015 para la feria que llevó su nombre y para el festejo de los 8 años de la revolución ciudadana.

A LA CARTA