sábado, 23 septiembre 2017
01:06
h. Última Actualización

El lento avance de 4 universidades

La construcción de las diversas fases, de las cuatro universidades, aún continúan en proceso. En unas el avance es mayor que en otras, pero nada está concluido.

10 sep 2017 / 00:00

Cuatro fueron los proyectos de universidades a las que le apostó el Gobierno de Rafael Correa, pero ninguno de ellos termina de despegar cuatro años después de iniciados. La Ciudad del Conocimiento (Yachay), UniArtes, Ikiam y Unae abrieron sus puertas, aunque siguen en obras.

EXPRESO realizó una visita a las cuatro instituciones de educación superior para conocer sus avances y problemas.

Sin duda, Yachay, inaugurada el 1 de abril de 2014 en un inmueble patrimonial de la hacienda San José, en Urcuquí (Imbabura), y considerada como la obra emblemática por el expresidente Rafael Correa, es la que más observaciones tiene. Demuestra inestabilidad administrativa, falta de infraestructura y altos salarios.

En tres años de vida, Yachay ha tenido cinco autoridades: Fernando Albericio; José Andrade, Daniel Larson y Catherine Rigsby. Desde el 7 de enero, el mexicano Carlos Castillo asumió la rectoría y una de sus primeras acciones fue la desvinculación de seis personas que tenían un sueldo promedio de 13.000 dólares mensuales. El ahorro anual es de dos millones de dólares.

A lo anterior se suma la falta de infraestructura que tiene una de las obras más costosas de la administración de Correa (todo el proyecto Yachay costó más de 1.000 millones de dólares). En 2014, Yachay se inició con 184 estudiantes, hoy tiene 1.010 personas y el próximo mes se esperan 180 más que, como el resto, vivirán en la universidad. La entidad no tiene capacidad para atender -en vivienda y aulas- a ese número de estudiantes.

El lento avance de 4 universidades

Yachay es la universidad que mayor cobertura mediática ha tenido. Sus autoridades fueron criticadas por los altos sueldos que cobran.

Su realidad se contrapone con la Universidad Amazónica Ikiam, ubicada en Tena (Napo), que abrió el 20 de octubre de 2014, y que tiene un laboratorio natural de 93.000 hectáreas, perteneciente a la Reserva Biológica Colonso –Chalupas.

Ofrece cuatro carreras de ingeniería y desde el próximo semestre educación para las ciencias experimentales, pero la población de estudiantes apenas llega a 418, de los cuales 239 están ya cursando la carrera y 179 están en nivelación.

El rector de Ikiam, Jesús Ramos, explicó a EXPRESO que están trabajando en la potenciación de la institución. Se construyen dos edificios, con una inversión de 19 millones de dólares, el uno para lo administrativo y el otro de laboratorios de bioquímica y el de biología molecular, a los cuales falta por completar el equipamiento que se debe cumplir con los procesos de desaduanización. Habrá también un laboratorio de química analítica y otro de microscopia con diferentes tipos de microscopios.

En la Universidad de las Artes de Guayaquil, inaugurada en febrero de 2014 y llamada a convertirse en un eje de creación y difusión artística para el país, se previó una inversión de 200 millones para las obras de construcción. En este año, la entidad cuenta con 1.190 estudiantes y 110 profesores.

Para impartir clases en las siete carreras profesionales, la universidad cuenta con 110 profesores, cuyo proceso de contratación no ha estado exento de cuestionamientos.

La Contraloría desaprobó, en un examen especial, la incorporación de 28 profesores invitados no titulares, mediante contratos de servicios ocasionales suscritos entre el 1 de junio y el 4 de noviembre de 2015 y, posteriormente, la contratación de otros 40 docentes. Esos contratos debían firmarse bajo la modalidad de servicios civiles profesionales. La inobservancia de las autoridades ocasionó que se pague injustificadamente $ 55. 582,87 por beneficios económicos adicionales a los honorarios profesionales, señala el informe del organismo de control, aprobado en octubre de 2016.

Al respecto, la UniArtes respondió a EXPRESO que esos profesores fueron contratados bajo esa modalidad en cumplimiento de leyes y reglamentos vigentes. Precisó que la entidad educativa tuvo como respaldo una resolución del Consejo de Educación Superior emitida el 31 de agosto de 2016, y que el Ministerio de Trabajo le dio la razón sobre la contratación a través de servicios ocasionales, mediante un oficio emitido el 18 de agosto de 2016.

La entidad educativa recalca que acogió la observación de la Contraloría y que aplicó sus recomendaciones a partir del ciclo académico inmediato posterior a la emisión del informe.

De las cuatro entidades creadas, la Universidad Nacional de Educación (UNAE), para la de formación de maestros, es la que menos observaciones y cuestionamientos ha tenido desde que abrió sus puertas en 2014 con 19 estudiantes.

El rector Freddy Álvarez precisó que el segundo período lectivo 2015-2016 concluyó con 1.300 estudiantes, de los cuales uno obtuvo el título de posgrado en educación básica, mientras que otros siete estudiantes se hallan en la fase final de sus posgrados.

El centro educativo, ubicado en la parroquia Javier Loyola (Azogues, Cañar), inicia en este mes el primer semestre con 3.100 estudiantes y una nueva oferta educativa: ciencias experimentales.

Pero, al igual que las demás entidades, continúa en construcción, aunque se había previsto terminar la obra en 2015.

El lento avance de 4 universidades
La universidad de las Artes ocupa varias edificaciones históricas en el centro de Guayaquil.

LA GESTIÓN INSTITUCIONAL

Una evaluación favorece a UARTES

En la Universidad de las Artes (UArtes) actúa como máxima autoridad una comisión gestora, de la que forma parte el rector. Una evaluación sobre la calidad de servicio, realizada en 2015 por la Secretaría Nacional de la Administración Pública, la ubicó en primer lugar entre las 4 universidades emblemáticas. En 2016, la entidad superó metas propuestas como la cobertura de su plantilla docente para responder a la oferta académica y la vinculación de la comunidad a sus proyectos; pero, asimismo, no pudo cumplir totalmente con tener al menos 8 proyectos de investigación financiados o contar con al menos 40 producciones artísticas en ese año.

La infraestructura aún no se concreta

En la Universidad Yachay, que es una institución creada para la investigación y que forma parte de la Ciudad del Conocimiento, le faltan, por ejemplo, laboratorios de investigación. Espacios que deben estar dentro de los edificios de transferencia tecnológica. Su falencia provocó que la universidad firme un convenio con el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap) para que sus estudiantes utilicen los laboratorios. El gerente del Servicio, Patricio Camino, confirmó a EXPRESO que el convenio fue retomado y que la máxima unidad de estudios superiores utiliza los laboratorios que el Estado ya tenía en funcionamiento.

La remediación ambiental en marcha

Ikiam empezó a trabajar con Petroamazonas en la biorremediación. Ejemplo, si se tiene un derrame petrolero o una contaminación por actividad minera se estudiará qué medidas se puede tomar para restaurar y recuperar ese ecosistema. Todavía no se determina qué figura tendrá, si será un convenio, pero ya tienen reuniones a nivel técnico donde se ha identificado áreas de interés común. Petroamazonas tiene métodos de biorremediación para degradar el petróleo en un derrame. Los investigadores de Ikiam ya trabajan con técnicas parecidas, y la idea es juntar los equipos para avanzar más rápido y brindar soluciones de tratamiento de residuos de manera más rápida.

Tres mil alumnos para la docencia

Durante el proceso de inscripción y admisión que concluyó en el mes de julio, 1.800 nuevos estudiantes aprobaron su ingreso a la Universidad Nacional de Educación, con lo cual la cifra de alumnos para el nuevo año lectivo se incrementa a 3 mil. Para albergar a los estudiantes, se edifica dos nuevos pabellones cuyo avance de construcción es del 80 %. Se prevé concluir en este mes para que esté operativo en octubre e iniciar el nuevo período con nuevas aulas. El costo de la obra es de 30 millones de dólares. Comprende cuatro pisos para albergar a 2.532 estudiantes. Contará además con un auditorio para 208 personas.

A LA CARTA