viernes, 24 noviembre 2017
17:48
h. Última Actualización

Una reforma a la Ley 88 para poder legalizar Monte Sinaí

El proyecto llega a la Asamblea. Elimina los límites del uso del suelo y de la tenencia. El asambleísta Luis Torres dice que la propuesta tiene fin electoral

09 mar 2017 / 00:01

El proyecto de reformas a la Ley 88, promulgada en el 2007 para legalizar la tenencia de la tierra de predios en Guayaquil, Samborondón y El Triunfo, llegó en esta semana a la Asamblea, tres años y medio después de la última reforma y cuando faltan apenas 22 días para las elecciones de segunda vuelta del 2 de abril.

El asambleísta Luis Fernando Torres (movimiento Cambio) cree que este proyecto de ley, como otros presentados en los últimos meses, entre ellos la Ley Amazónica y la Ley de Reestructuración de Deudas, tienen connotación electoral y buscan conseguir votos para el candidato oficialista Lenín Moreno.

Torres cree que el Gobierno tiene bien medido el impacto que tendrá esta iniciativa dirigida hacia un extenso sector poblacional que ha estado luchando para legalizar la tierra.

El planteamiento gubernamental, enviado el pasado 5 de marzo por el presidente Rafael Correa, cambia por un lado el destino o uso de la tierra y, por otro, elimina el tiempo de permanencia de los posesionarios de las cuatro cooperativas incluidas en la reforma a la ley, aprobada en octubre de 2013.

Según aquella reforma, solo podían acogerse a la legalización en Monte Sinaí, Trinidad de Dios, Canelar Olguita y 26 de Agosto-Realidad de Dios, quienes justificarán su tenencia y hayan destinado el predio a la construcción de una vivienda o casa habitable, hasta el 28 de diciembre del año 2010. El nuevo proyecto plantea eliminar, por un lado, la fecha límite y por otro el requisito de no tener otro bien inmueble en la provincia del Guayas, que incluía a cónyuges, convivientes e hijos dependientes.

Tal vez la más importante reforma, además de la fecha límite de asentamiento, sea el cambio que indica que la adjudicación y venta directa procederá no solo para fines habitacionales, sino también para todo tipo de uso o destino lícito que tenga el respectivo inmueble.

Los dos mencionados requisitos, de aprobarse la reforma, daría vía libre a las legalizaciones en este populoso sector, cuya competencia de legalización está hoy en dos manos. La mayor parte, en el Gobierno nacional, y la menor, en el Municipio.

El tiempo de posesión y la utilidad de la tierra han frenado, hasta ahora, la regularización de cientos de predios, ubicados en el noroccidente de Guayaquil.

Todo ya está en planos

n El Municipio de Guayaquil, que por la Ley 88 tiene la competencia de legalizar solo los posesionarios de terrenos particulares en Monte Sinaí y las otras tres cooperativas aledañas, tiene levantada toda la información y los planos que indican los terrenos que pueden legalizarse porque cumplen con los requisitos establecidos en la ley.

Las direcciones de Riegos y de Urbanismo ya elaboraron los planos de las zonas de afectación, de las áreas verdes y de las calles.

Con ello, el proceso de legalización está en marcha desde hace meses y, hasta ahora, ya hay 885 predios ingresados, de los cuales 361 ya han sido pagados y otros entrarán a pagos a crédito.

La propuesta de Ley del Gobierno, de aprobarse y convertirse en ley, permitirá que el Municipio pueda legalizar a una parte de posesionarios que hoy no cumplen con los requisitos exigidos por la ley. Dentro de ese grupo no están las familias cuyas casas están asentadas en zonas de afectación o consideradas de riesgo.

En esos sectores, según el Municipio, ya todo está levantado y, por tanto, la información la tienen todas las dependencias municipales que tienen competencia.

La propuesta

Venta/traspaso

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda podrá vender y adjudicar predios, o traspasarlos a la empresa pública de vivienda, para la promoción de proyectos nuevos destinados a vivienda de interés social, equipamiento y comercio.

El registro

No hay que presentar certificado del Registro de la Propiedad, pero esa entidad podrá negarse a inscribir el predio si el posesionario tiene otro bien registrado en el cantón Guayaquil. En ese caso, el Ministerio podrá revocar el respectivo acto administrativo.

La prohibición

No se podrá adjudicar o vender predios vacíos, en construcción, construcciones vetustas o que denoten reciente construcción, que se encuentren en zonas de riegos o afectados por encontrarse en zonas reservadas para equipamiento comunitario, recreativo-ambiental, zonas de servidumbre de esteros, canales de drenajes naturales, interconectados, gasoductos, poliductos.

A LA CARTA