domingo, 25 junio 2017
01:01
h. Última Actualización

Una mujer fue hallada muerta entre arrozales

La víctima no presentaba signos de violencia y tampoco tenía documentos. Es la segunda joven encontrada por el sector.

12 ene 2017 / 00:00

Boca abajo, sin signos evidentes de violencia y en medio de varios terrenos destinados al sembrío de arroz fue encontrada, la mañana de ayer, una mujer de aproximadamente 30 años.

El sector está ubicado en una vía de tercer orden, a medio kilómetro de la cabecera del recinto La Barraca, en el kilómetro 15 de la vía a Samborondón. Según los moradores, el camino es poco transitado por personas y los vehículos pesados que circulan por el lugar lo hacen durante el día, por lo que nadie conocía lo que había sucedido con la mujer.

El mayor Óscar Orellana indicó que la víctima vestía un pantalón jean azul, una blusa negra y zapatos café, además de que fue encontrada con el pantalón desabrochado y bajado ligeramente.

Los habitantes cercanos aseguraron que no conocían a la mujer, quien tampoco portaba documentos de identidad, por lo que tampoco pudo ser reconocida por los agentes policiales. “Se le ve un traje bien carito y es blanquita; pero como le repito, los moradores de aquí del sector no la conocen”, precisó César Gurumendi.

Personal de Dinased y Criminalística recogieron indicios para determinar el móvil del crimen, pero según las primeras investigaciones se presume que la víctima pudo ser estrangulada y abandonada en el lugar durante la madrugada. Los agentes encargados del levantamiento no se pronunciaron al respecto.

El pasado 4 de noviembre otra mujer de 26 años fue hallada sin vida en el kilómetro 13,5 de la vía a Samborondón. La víctima había sido reportada como desaparecida por sus familiares el día anterior, luego de que no regresó a su casa después del trabajo.

El coronel Germán Cevallos, jefe de la Dinased en la Zona 8, dijo en esa ocasión que la fémina presentaba algunos golpes y que presumían que había sido arrastrada desde un vehículo y abandonada en el lugar la noche anterior.

La víctima fue encontrada en ropa interior y los agentes de Criminalística recogían indicios para posteriormente determinar si había sido violada.

Su compañero de trabajo, Gustavo Pin, recordó que la última vez que la vio ambos estaban esperando el bus, a la salida de una urbanización ubicada en la vía a Daule.

A LA CARTA