viernes, 21 julio 2017
13:24
h. Última Actualización

Un equipo de pasado oficialista

Más de la mitad de nombres del círculo cercano a Moreno fueron funcionarios. Los que se le unieron en segunda vuelta también tienen su recompensa.

19 may 2017 / 00:00

Un entorno variado pero unido por una característica: la militancia. El círculo que rodea al presidente electo Lenín Moreno y del que podría salir su gabinete ministerial está conformado, en su mayoría, por figuras que ya ocuparon espacios en la función pública en los últimos años.

En la lista de las 51 personas que acudieron al taller convocado el miércoles pasado por el futuro presidente, hay nombres de funcionarios actuales y de excolaboradores del Gobierno saliente.

En la nómina también hay representantes empresariales y académicos sin antecedentes con el movimiento Alianza PAIS, pero que han mostrado coincidencias con la autodenominada revolución ciudadana en algún momento. Otros pocos son aliados políticos que se unieron en la segunda vuelta electoral.

El asambleísta oficialista, Pabel Muñoz, explicó el martes, que dos factores fueron tomados en cuenta para elaborar la lista de potenciales colaboradores del gobierno que asumirá el miércoles próximo. El primero, es que los designados conozcan y estén convencidos del plan programático que propuso Moreno en campaña.

“Lo segundo es que, en ningún caso, nuestra fuerza política debe ser sectaria, por lo tanto, los sectores agremiados, el sector privado, los sindicatos con los que pudimos conversar tendrán la posibilidad de trabajar con el presidente Moreno. Hay apertura a un espectro político que sea cercano a nuestros principios”, aseguró a los periodistas.

Pero, para la analista política y catedrática universitaria, Natalia Sierra, la presencia de personas que están o estuvieron dentro del Gobierno en los últimos años, más bien obedece a un reparto del poder al interior del propio movimiento oficialista, dejando de lado a los sectores sociales.

“PAIS nunca fue un movimiento homogéneo y ahora, al parecer, tiene disputas internas entre la línea dura del correísmo que busca mantenerse y esta otra tendencia que, al menos, como oferta de campaña se mostró abierta al diálogo”, dijo a EXPRESO.

Esos signos de apertura a diferentes sectores de los que ha hablado el presidente electo en diversas ocasiones estarían representados, por ejemplo, por empresarios como Pablo Campaña que suena como ministro de Comercio Exterior o Enrique Ponce de León que encabezaría la cartera de Turismo.

Pero, para ella, lo que estaría pasando en realidad es que, en esta disputa interna, algunos grupos de poder que han gravitado dentro del oficialismo en la última década, también buscan ganar sus espacios aprovechando este momento de transición.

Mientras estos movimientos son materia de análisis e interpretaciones, Moreno afina la lista del gabinete con el que inaugurará su administración. Lo seguro, hasta ahora, es la desaparición de los ministerios coordinadores y de la Secretaría de la Felicidad. El presidente electo ofreció presentar a sus ministros este fin de semana.

Los que forman el círculo cercano

Se mantienen

César Navas, Javier Córdova, Rommy Vallejo, Miguel Carvajal, Virgilio Hernández o Rosana Alvarado se han mantenido cerca del poder y ocuparán cargos.

Van de vuelta

El exalcalde de Quito, Augusto Barrera, suena para ocupar un cargo público luego de casi tres años de ausencia. También Irina Cabezas y Fander Falconí.

Los apoyos

Los que apoyaron en segunda vuelta tendrán su espacio. Es el caso de Centro Democrático con Raúl Ledesma e Iván Espinel de Fuerza Compromiso Social.

Sorpresas

El dirigente indígena Humberto Cholango, que fue candidato por Pachakutik a la asamblea, suena como el próximo Secretario del Agua.

A LA CARTA