martes, 19 junio 2018
12:58
h. Última Actualización

Se busca reducir delitos con entrega de armas

Es una de las campañas que la policía pondrá en marcha en las ciudades con mayor incidencia delictiva, como Guayaquil

03 ene 2018 / 00:00

El 52 por ciento de las muertes violentas que se producen en el país son ocasionadas con armas de fuego. Para reducir ese porcentaje, al igual que otros delitos de gran impacto social, la Policía Nacional afina una nueva campaña que tiene como objetivo la entrega voluntaria de armamento.

La propuesta ha sido entregada al Ministerio del Interior para su aplicación dentro de los Consejos de Seguridad Ciudadana del país, como parte de las nuevas estrategias que la entidad pondrá en marcha este año, específicamente en los barrios más conflictivos. “Ya tenemos el protocolo para hacerlo, solo falta ir a los barrios y convencer a los jóvenes que están utilizando armas de fuego que las entreguen y también sería la idea de ofrecerles algo, una beca de estudio, capacitación en diferentes oficios”, dijo el general Ramiro Mantilla, comandante de la Policía.

Según el oficial, en Guayaquil -identificada como la más violenta en la utilización de armas de fuego en hechos criminales- hay sectores como Nueva Prosperina, Sur, Portete y Esteros, donde iniciaría la campaña.

Mantilla menciona como ejemplo que el 16 % de los detenidos en Nueva Prosperina son menores de edad, dedicados al microtráfico y al asalto a personas con armas de fuego.

“Los jóvenes son vulnerables porque son utilizados por delincuentes mayores de edad...”, comenta. De allí que la campaña es una forma de incluir a ciertos jóvenes “que están un poco desorientados”, para que sean capacitados y salgan de la delincuencia.

La campaña entraría también en los 52 lugares que, a nivel nacional, la policía ha detectado como crónicos en el uso de armas de fuego, microtráfico, alto índice delictivo, consumo de drogas y riñas.

La propuesta fue dada a conocer ayer, tras informar sobre la captura de diez personas, presuntas integrantes de una organización delictiva dedicada al robo de vehículos, particularmente camionetas BT50 y Jeep, tipo Kia. Las aprehensiones se desarrollaron en el primer operativo del año, denominado Impacto, y que se ejecutó en las provincias de Santa Elena, Manabí, Guayas y en el Distrito Metropolitano de Guayaquil, donde se allanaron ocho inmuebles.

Los vehículos eran llevados hasta el cantón Pichincha, en Manabí; también a Quevedo y El Empalme, en Los Ríos, donde los desarmaban para vender las partes y piezas. Otros carros eran clonados para ser matriculados en agencias de tránsito.

Se presume que la banda operaba desde hace seis meses y que robaba alrededor de diez carros por semana. En 2017 se registraron 1.487 robos de vehículos, 76 menos que en 2016.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA