jueves, 23 noviembre 2017
16:11
h. Última Actualización

El ciudadano Rafael Correa ha ganado seis juicios entre 2009 y 2016

El vicealcalde de Quito dijo que irá a la cárcel pero no se disculpará.

07 sep 2016 / 01:27

Su defensa lo explica. “El economista Correa lo que ha hecho es reclamar el derecho que tiene, como ser humano, como persona común y corriente, como cualquiera de nosotros, de precautelar su honra”, dijo ayer Caupolicán Ochoa, abogado particular del presidente Rafael Correa.

El lunes, en primera instancia ganó un juicio contra el vicealcalde de Quito, Eduardo del Pozo. Lo acusó por supuesto daño moral.

No es la primera vez que el presidente de la República responde como ‘ciudadano’ a los presuntos ataques a su honra y dignidad. Entre 2007 y 2016 ha concurrido hasta los juzgados en al menos siete ocasiones (aunque la primera vez presentó la denuncia antes de asumir el cargo y la sentencia se dictó cuando estaba en Carondelet).

Según la Fiscalía, el ciudadano Correa interpuso dos demandas por daño moral: contra los periodistas, Juan Carlos Calderón y Cristhian Zurita, y contra el Banco Pichincha.

Pero, además, demandó por injurias a diario El Universo y sus directivos; por falso testimonio y perjurio, a Pablo Chambers, y por falso testimonio y perjurio, y luego por injurias e insolvencia, contra Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa.

En todos los casos, el jefe de Estado tuvo sentencia favorable.

Del Pozo se unió a la lista. Su caso se tramita como contravención, tras la emisión del Código Penal Integral.

Él fue sentenciado a 15 días de prisión, 90 dólares de multa y ofrecer una disculpa pública.

Pozo anunció que apelará la resolución ante todas instancias nacionales e internacionales. ¿Qué argumenta? Él insiste en que es una “retaliación política del Gobierno por ser parte del partido Creando Oportunidades (CREO).

Lo mismo dijo el líder de esa agrupación política y precandidato presidencial, Guillermo Lasso. “Se trata de la práctica que utiliza el presidente saliente, de atacar a los que piensan diferente a ellos. No me van a amedrentar con amenazas”, dijo en un comunicado.

Del Pozo incluso dijo que en caso de que la sentencia sea ratificada pagará la pena pero no se disculpará.

El abogado del presidente está tranquilo. Según él, las sentencias no se pueden dividir y negó que exista retaliación o persecución política. “Decir que este es un asunto político es una afirmación que no tiene crédito alguno y más bien busca justificar una infracción cometida, que debería por hombría de bien, por dignidad ser aceptada”, dijo ayer a los medios de comunicación. RRG

A LA CARTA