domingo, 25 junio 2017
21:02
h. Última Actualización

Patiño carga contra la excúpula naval

El ministro sostiene que ciertas autoridades se dedicaron a otra cosa y no a dar seguridad. Empezó una investigación.

10 ene 2017 / 00:00

Fue culpa de alguien más. Para el ministro de Defensa, Ricardo Patiño, los últimos cambios en la cúpula de la Marina mejoraron los indicadores de seguridad en el mar. El funcionario organizó una rueda de prensa para acusar de “despreocupada” a la cúpula anterior.

“Hay que decirlo con claridad: hubo una despreocupación de determinadas autoridades de la Marina Nacional que, con el cambio que se produjo en la cúpula de la Marina, esto está revirtiéndose”, afirmó el funcionario. Se apoyó en las estadísticas de robos a embarcaciones desde que se posesionaron las nuevas autoridades, en diciembre: cero.

Patiño incluso pidió disculpas a los pescadores por los problemas que tuvieron. En la rueda de prensa estuvo Gabriela Cruz, presidenta de la Federación Nacional de Cooperativas de Pescadores del Ecuador (Fenacopec).

El excanciller también denunció lentitud en las cabezas anteriores de la Fuerza Naval. Sin dar nombres, dijo que los informes de los sucesos “nunca llegaban a tiempo”. Para que se tomen cartas en el asunto, confesó, tuvo que llegar el pedido directo de los pescadores.

La reparación incluye medidas. Se ha iniciado una investigación para establecer responsabilidades. “Ahora estamos haciendo investigaciones mucho más profundas internas”.

Para Patiño, el tema se volvió insoportable tras el disparo de robos a embarcaciones. El año pasado se superaron los 400 robos de motores de embarcaciones (ver infografía).

“Era insoportable la situación. La Marina siempre ha estado comprometida en la seguridad, pero en los últimos meses, especialmente en el año 2016, se ha producido un descuido inaceptable, intolerable. No es que existe más recursos ahora, simplemente [hay] un trabajo coordinado, un compromiso que tenía que haberse producido y que no se produjo”, reconoció.

Cruz cree que el problema no surgió hace pocos meses. Para ella, hay un largo recorrido de pedidos de mayor control. “Ahora sí se dio lo que hemos venido reclamando más de nueve años”.

La representante dijo que hoy ya se ve un “trabajo coordinado” en el que los pescadores también están interviniendo. Ellos otorgan información de los sitios menos seguros para que las autoridades realicen controles y cumplan operativos.

Al encuentro con medios también llegó el flamante comandante general de la Marina, Renán Ruiz. Él destacó los cambios que inició con su nombramiento. “Hemos emitido la disposición para que todos los oficiales, tripulantes y trabajadores públicos reiteren ese compromiso que ha tenido la Armada para trabajar en favor de la ciudadanía”.

Exjefes dicen que no hay recursos

Ángel Sarzosa, excomandante de la Marina, y otro alto oficial que dejó esa entidad naval, que pidió la reserva de su nombre, cuestionan a Patiño. Ambos aseguran que está equivocado y que quiere justificar los cambios realizados por no permitirle que tome decisiones que le corresponden al Comando de la Marina.

Sarzosa dice que pese a los recortes de fondos la Marina siempre estuvo operando. “Ahora aparece como el salvador de los pescadores. Nadie le cree”.

Según los oficiales, la Marina tiene parada sus embarcaciones porque no hay dinero para el mantenimiento. Fernando Noboa, antes de ser relevado del mando, logró la aprobación de 25 millones de dólares para hacer los mantenimientos.

“Tratamos de hacer el trabajo con lo que teníamos y siguiendo los planes elaborados. Pero sí hay delincuencia en el mar es porque hay pobreza y en eso deben trabajar todos los ministerios”.

A LA CARTA