viernes, 22 junio 2018
16:59
h. Última Actualización

En Carrizal-Chone hay silencios, no culpas

La Secretaría Nacional del Agua y la Prefectura de Manabí conocían las fallas en el sistema de riego previas al terremoto.

16 feb 2018 / 00:00

Un secreto a voces. Las fallas en el sistema de riego Carrizal-Chone se conocían desde antes que el terremoto de abril de 2016 lo destruyera por completo. Así lo establece un informe de la Contraloría General del Estado (CGE). Este determinó que elementos cruciales del mismo, como el mecanismo de automatización SCADA y tres reservorios fueron entregados por el Consorcio E & G a la Secretaría Nacional de Agua (Senagua) sin funcionar y, pese a ello, las facturas totales fueron canceladas.

Adicionalmente, las fugas y roturas a lo largo del amplio sistema de tuberías, que debía llevar el agua a cerca de 11.000 hectáreas productivas en Tosagua, Bolívar, Junín y Chone, eran cotidianas, algo que en el documento afirman tanto los ingenieros del consorcio como los técnicos de la Prefectura de Manabí, entidad que contaba con la competencia de la primera fase del proyecto.

Sin embargo, pese a saber de los desperfectos, estos nunca fueron subsanados. Hoy estas averías se suman a una larga lista aprobada por la Secretaría para la Reconstrucción de Manabí y Esmeraldas, que no diferencia unas de otras.

Al respecto, solo hay silencios. Consultada por EXPRESO, Senagua confirmó que conocía de las fallas y aceptó que la obra nunca funcionó al 100 % de su capacidad.

“Faltó realizar la interconexión o enlace máster para automatizar la primera y segunda etapa... por esta razón no funcionó al 100 %”, contestó en un comunicado.

La entidad no respondió cómo abordó las denuncias o si hubo sanciones.

Este Diario también consultó a la Prefectura de Manabí sobre los daños previos y solicitó confirmar si las respuestas de los técnicos de esta misma entidad, que detallaban que en múltiples ocasiones reportaron las averías encontradas, fueron abordadas con Senagua.

La respuesta fue la siguiente: “la Contraloría efectuó un examen donde, entre otras cosas, constató la obra y los diversos componentes que de ella se desprenden. Existe un informe que detalla cada aspecto inspeccionado. La Senagua generó las respuestas en relación a lo observado”.

La Contraloría es menos optimista. En el informe detalla que Senagua, “dentro del proceso de transferencia de competencias al Gobierno Provincial de Manabí, elaboró un informe denominado ‘Estado del proyecto’, señalando que (el sistema) presta el servicio de abastecimiento continuo y eficiente para el riego de 6 018 Ha... después del traspaso de competencias... se informó sobre los daños en la tubería del alimentador Amarillos, del ramal Canuto, y el sistema automatizado SCADA”.

A casi dos años del sismo, aún no hay soluciones para el ambicioso sistema que debía aumentar el índice de productividad en tierras manabitas. Los fondos para su reparación tardaron en concretarse y aún hoy el proceso de desembolso de los $ 18 millones necesarios para las reparaciones no empieza (ver subnota).

Lo que era una dificultad temporal para los agricultores se ha convertido en un suplicio permanente. La medida paliativa tomada por la Prefectura, un sistema de canales abiertos, solo cubre 3.000 de las casi 11.000 hectáreas del sector.

EXPRESO consultó a la CGE si hay sanciones en curso tras la publicación del informe. Hasta el cierre de esta edición no hubo contestación.

Faltan informes para el desembolso

El presupuesto está ahí, no así los documentos para iniciar los arreglos. Así lo confirmó a EXPRESO la Secretaría para la Reconstrucción de Manabí y Esmeraldas. La entidad indicó que aprobaron la viabilidad técnica del proyecto y que los $ 18 millones para la reparación integral deberán ser asignados por el Ministerio de Finanzas. Primero, el Gobierno Provincial de Manabí deberá presentar un estudio de diagnóstico al Banco de Desarrollo Ecuatoriano. La elaboración del documento aún se encuentra en proceso.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA