miércoles, 17 enero 2018
12:28
h. Última Actualización

Dos ecuatorianas mueren en El Bronx

Las dos tenían heridas de bala, así como el presunto autor. La policía halló a un bebé ileso.

14 ene 2018 / 00:01

Una madre y su hija, ambas de origen ecuatoriano, fueron asesinadas en un departamento en el condado de El Bronx y el hombre sospechoso de haberlas matado se encuentra grave luego de haber intentado suicidarse, informaron medios internacionales basados en un reporte de la policía de Nueva York.

El crimen ocurrió a las 14:30 del pasado miércoles, en el interior de un edificio ubicado en el cruce de la calle 174 y la avenida Croes, en el barrio Soundview.

Los agentes policiales que llegaron al sitio hallaron dentro del departamento a dos mujeres y un hombre, todos con heridas de bala, y a un bebé de un año de edad ileso.

Una de las víctimas, identificada como Susan Triviño, de 54 años, fue declarada muerta en el lugar, y su hija, Sugeiry Guzmán (24) fue trasladada a un hospital donde murió posteriormente.

El hombre, identificado como Jorge Vega, de 52 años, de origen puertorriqueño, era novio de la mujer y al parecer intentó suicidarse y estaba en condición crítica.

La madre de Triviño, Blanca Pinto, declaró que el crimen era un desenlace a la relación que mantenían su hija y Vega, ambos choferes de autobús en la Autoridad Metropolitana de Transporte de Nueva York.

“Él era malo y ella lo quería”, dijo Pinto, y agregó que intentó decirle a su hija que se alejara de él, “pero ella no hizo caso”.

El padrastro de Triviño, Arsenio Sánchez, dijo que “la madre le dio consejos y no quiso cogerlos. El tipo no sirve, el tipo era un borrachón y a cada rato la botaba de su casa y peleaba con ella”.

Las autoridades creen que Jorge le disparó a ambas mujeres antes de darse un tiro en la cabeza. Los oficiales recuperaron de la escena una pistola de 9 milímetros.

El jefe de detectives de la Policía de Nueva York, Robert Boyce, dijo que el caso se estaba manejando como un hecho de violencia doméstica y que “esto parece ser ahora dos asesinatos y un suicidio”.

A LA CARTA