domingo, 25 junio 2017
09:04
h. Última Actualización

Más de 2.400 accidentes en el primer mes del año

Un promedio de 7 incidentes diarios a nivel nacional. Guayas y Pichincha recogen el 59 % de hechos. 169 personas murieron

13 mar 2017 / 00:01

A toda hora, todos los días, los doce meses del año y en casi todos los rincones del país. Los accidentes de tránsito en Ecuador están presentes como el pan nuestro de cada día.

Un promedio de siete siniestros se registran a diario en suelo ecuatoriano, de acuerdo con un informe de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) que da cuenta de 2.428 accidentes viales que ocurrieron en enero del presente año, en 23 de las 24 provincias. Galápagos no registró esos eventos.

Los percances provocaron la muerte de 169 personas y otras 1.859 lesionadas. Trece víctimas mortales menos que en el mismo periodo de 2016, que anotó 182 decesos.

El 59,30 por ciento de los siniestros que se registraron en los primeros 30 días de este año fue en Guayas y Pichincha, donde también ocurrieron más muertes.

En Pichincha se presentaron 787 percances, los cuales ocasionaron 30 decesos; en Guayas se suscitaron 653 incidentes que generaron 39 muertes.

Uno de los últimos accidentes viales ocurrió el pasado martes, en la vía Guayllabamba-Cayambe, en Quito.

Un bus de la cooperativa Flor del Valle perdió pista al llegar a la curva Villacís. El transporte pasó al carril contrario por donde circulaba una camioneta con tres personas. El resultado: doce personas murieron y otras 25 resultaron heridas.

Los pasajeros de la Flor del Valle expusieron que el conductor iba a exceso de velocidad.

Y es que conducir un vehículo superando los límites establecidos en la Ley de Tránsito es una de las tres causas probables que más ocasionan accidentes. Según la ANT, en enero se registraron 300 percances a escala nacional, presuntamente por ese exceso.

Pero el primer lugar lo ocupan quienes conducen desatentos a las condiciones de tránsito (celular, pantallas de vídeo, comida, maquillaje o cualquier otro elemento distractor). Se presentaron 412 casos por esa distracción.

El fiscal de Tránsito del Guayas, Edmundo Briones, señala que la mayoría de los accidentes se producen “por infringir el deber objetivo del cuidado”; entre eso, el exceso de velocidad, conducir cansado, con las llantas lisas, inobservancia de leyes, etc.

En la mayoría de casos, el conductor -especialmente choferes de buses- huye del sitio. Hacerlo no lo libera de culpa. Todo lo contrario, es un agravante por abandono que podría sancionarlo con el máximo de la pena (12 años de cárcel).

Si se trata de un transporte público, a más del castigo al conductor, el propietario del bus y la operadora son solidariamente responsables, por todos los daños civiles que se ocasionen.

A LA CARTA