viernes, 22 junio 2018
15:48
h. Última Actualización

Un millar de personas en marcha por la mujer en Quito

En esta jornada, las participantes abogaron por la defensa de sus derechos y la necesidad de luchar contra el machismo.

Quito /
08 mar 2018 / 16:20

En Quito también estaba convocada una cacerolada frente al Ministerio de Trabajo, para reivindicar derechos salariales.

Un millar de personas participaron este 8 de marzo de 2018, en Quito, en una marcha por el Día Internacional de la Mujer, una jornada en la que abogaron por la defensa de sus derechos y la necesidad de luchar contra el machismo.

En la marcha de la capital ecuatoriana, que se replicó en diversas ciudades del país, la viceministra de Inclusión Económica y Social Rocío Rosero, aseguró que personal de esa institución trabaja con alrededor de un millón de mujeres, algunas de ellas adolescentes en situación “de extrema vulnerabilidad”, así como con discapacidades, entre otras.

Rosero dijo que decidieron participar en la manifestación para conmemorar “la lucha por los derechos de las mujeres, asumiendo el legado de nuestras ancestras porque sabemos de la importancia de prevenir y erradicar la violencia”.

Durante el recorrido, en uno de cuyos apartes plasmó la planta pintada de su pie en un cartel con el lema de la caminata ‘Dejando huella’, señaló que se necesita trabajar para ofrecer una mejor calidad de vida a las niñas, adolescentes y mujeres: “El 80 por ciento de los abusos sexuales es en el ámbito familiar”.

Consideró que el Gobierno presidido por Lenín Moreno y el Legislativo han demostrado decisión política para luchar por los derechos de la mujer y erradicar la violencia de género, con la creación de normas que permitan la prevención y atención de las víctimas.

”Pero quizá lo más importantes es contar con políticas de prevención en el sistema educativo, en salud, en el cambio de imaginarios, en el cambio de esta mentalidad machista que nos mata”, declaró mientras a su alrededor manifestantes gritaban “arriba, abajo, el machismo al carajo” y “mujeres unidas, jamás serán vencidas”.

De su lado, Cristina Quevedo, funcionaria del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), dijo que participó en la procesión, que recorrió alrededor de un kilómetro y medio, por la necesidad de “luchar a favor de los derechos de las mujeres, a que no nos maltraten, a que no nos maten, a que no nos violen”.

”Queremos una sociedad más equitativa, más justa, igual para todos”, recalcó al subrayar que esperan lograr una “sociedad mucho más integral” y que la lucha no se limite a un día, sino a todos los días y en todos los sectores pues “recién empieza”.

Por ello instó a la sociedad a seguir luchando pues “esto es un trabajo arduo, de todos los días” y que se debe erradicar “la sociedad patriarcal y machista que todavía nos acoge en este seno”.

Sobre la convocatoria, comentó que es una muestra de que la “sociedad va cambiando, de que la mentalidad de las mujeres es de otra época y si nosotras nos unimos vamos a lograr muchas cosas”.

En Quito también estaba convocada una cacerolada frente al Ministerio de Trabajo, para reivindicar derechos salariales y la equiparación salarial entre hombres y mujeres.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA