viernes, 24 noviembre 2017
22:56
h. Última Actualización

Los últimos fichajes de los candidatos

Los dos binomios iniciarán la campaña con actos en Quito. Cinco expresidenciables apoyan a CREO-SUMA y uno se unió a PAIS

Quito /
10 mar 2017 / 00:01

La instantánea del arranque está lista. Los binomios que disputarán la presidencia de la República, el 2 de abril, inician hoy la campaña para la segunda vuelta con una lista de apoyos bien definida.

Aunque no se descarta que las adhesiones sigan apareciendo, los últimos ‘fichajes’ se dieron ayer para las candidaturas de Lenín Moreno, de Alianza PAIS y Guillermo Lasso, de la alianza CREO-SUMA.

“Iván Espinel será parte de mi Gobierno”, fue la oferta que hizo ayer Moreno al hacerse oficial el apoyo del excandidato por Fuerza Compromiso Social, que alcanzó 299.840 votos en los comicios de febrero.

No sería la primera participación de Espinel con el oficialismo. Ya ocupó la dirección del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayas desde donde defendió a la autodenominada revolución ciudadana, aunque en campaña se mostró como un crítico del Gobierno.

De los seis aspirantes presidenciales, que no alcanzaron la segunda vuelta, él es el único que optó por apoyar a Moreno. Los cinco restantes han confirmado que impulsarán la candidatura de Lasso.

Otra de las últimas alianzas, que pinta como ‘natural’ para PAIS, es la de Centro Democrático que se unió en primera vuelta a la candidatura de Paco Moncayo, pero que, hasta hace poco, fue parte de un conglomerado de apoyo al Gobierno conocido como el Frente Unidos.

En la otra orilla, los apoyos han sido más variados y menos predecibles. A la candidatura de Lasso se han sumado varias tendencias sociales y políticas en torno a un objetivo, dicen: luchar contra la corrupción.

Ayer, en Quito, organizaciones conocidas por la lucha clasista como la Confederación de Trabajadores, la Confederación de Comerciantes Minoristas y Trabajadores Autónomos y los Servidores Públicos, que se oponen al Gobierno, acordaron una agenda legislativa con el bloque de asambleístas electos por CREO-SUMA.

El fin de semana pasado, la Unidad Popular (antes Movimiento Popular Democrático) decidió apoyar a Lasso, aunque, con la aclaración, de que “no significa un respaldo a las tesis políticas del candidato de CREO, sino porque es la única forma de derrotar los diez años del correísmo”, dijo su director Geovanni Atarihuana.

¿Hasta dónde se pueden sostener esos apoyos? Guillermo Celi, asambleísta electo por CREO-SUMA, dice que la clave es una sola: el diálogo.

“No somos dueños de la verdad absoluta. Hay que dejar de lado la prepotencia y la arrogancia. Ahora tenemos el apoyo de las más diversas tendencias y la clave ha sido deponer posiciones ideológicas, dogmáticas para impulsar tres cosas: la generación de empleo, la producción y la lucha frontal contra la corrupción”, dijo a EXPRESO.

Tanto Lasso como Moreno prevén arrancar hoy sus campañas en Quito, con caminatas y actos masivos.

Lasso quiere indultar a los perseguidos políticos

Arrancó el día haciendo una oferta nueva: en la primera semana de su eventual Gobierno, Guillermo Lasso, líder de CREO, emitirá un decreto para indultar a policías, dirigentes sociales y políticos que, supuestamente, han sido perseguidos por el Ejecutivo en estos diez años. Luego se dirigió al sector de Las Malvinas, en el sur de Guayaquil, donde empezó una caminata que se extendió hasta Fertisa, en horas de la tarde.

Una alianza previsible con Iván Espinel

Una alianza que, dijeron, irá más allá de la campaña electoral. Lenín Moreno, de PAIS, cerró su anunciado acuerdo con Iván Espinel, de Compromiso Ecuador. Ellos dijeron tener coincidencias en salud, educación y combate contra la corrupción. Espinel, a tono con el discurso de PAIS, fustigó a la oposición. Moreno le hizo una oferta concreta: “Tú vas a ocupar un espacio” en su eventual Gobierno, dijo.

A LA CARTA