miércoles, 23 agosto 2017
11:00
h. Última Actualización

Lenín Moreno se estrena en Guayaquil con el alcalde Nebot

Su primera visita a la ciudad como presidente contempla una reunión con el alcalde. El encuentro se celebra a las 16:30 en el Gobierno Zonal de Guayaquil

20 jun 2017 / 00:00

Una cita esperada. El presidente de la República recibe hoy al alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, en lo que será la primera reunión marcada por una relación conflictiva entre el Municipio local y el anterior Gobierno. Con este gesto, Lenín Moreno continúa acentuando las diferencias entre su gestión y la de su antecesor, Rafael Correa Delgado.

La relación Municipio - Gobierno durante la década correista fue conflictiva. Críticas del lado oficialista al modelo de gestión municipal siempre tenían una respuesta por la misma vía y tono a las decisiones presidenciales, principalmente, a las políticas económicas gubernamentales.

Nebot y Correa pocas veces coincidieron en un evento público. La primera vez fue en el año 2007. Pasaron ocho años para que ambos vuelvan a estrechar sus manos en un acto en Guayaquil a vísperas de la celebración por la independencia de la ciudad.

La cita Moreno - Nebot tampoco es de sorprender. Ambos, muy aparte de sus diferencias ideológicas, han reconocido mantener una amistad.

La reunión iniciará a las 16:30 en el Gobierno Zonal de Guayaquil, en el segundo día de la primera visita oficial del presidente Moreno a la ciudad luego de su posesión.

El nuevo mandatario ha hecho pocos viajes. Su ritmo de trabajo gravita en reuniones y actividades de despacho dentro de Quito. Hasta en eso marca diferencia con su antecesor Rafael Correa quien imprimía una mayor variedad de cantones a su agenda mensual, y que incluso contemplaba un día a la semana (generalmente el martes) para actividades en Guayaquil.

Moreno, a cinco días de cumplir su primer mes en el cargo, ha salido de la capital en cuatro ocasiones, tres de ellas fuera de la provincia de Pichincha. Una de esas pocas salidas fuera de la comodidad de Carondelet fue precisamente ayer.

En la tarde visitó Guayaquil, por primera vez luego de su posesión el 24 de mayo pasado, pero lo hizo como presidente nacional de Alianza PAIS para participar de la sesión del directorio nacional del movimiento oficialista.

Es la cuarta ocasión que sale de Quito. La primera fue al día siguiente de su posesión cuando viajó a Cochasquí, cantón Pedro Moncayo (Pichincha), para la ceremonia indígena de la entrega del bastón de mando. El primer gabinete itinerante lo desplazó de Quito a Babahoyo, y la entrega de unas viviendas para damnificados del terremoto lo llevó a Manta (Manabí).

Una comisión facilitadora

La dirigencia nacional del movimiento Alianza PAIS inició una jornada de diálogos con su militancia a nivel nacional.

Ayer, la secretaria ejecutiva de la organización, Gabriela Rivadeneira, participó de la conformación de una comisión facilitadora del diálogo en la provincia del Guayas.

Alcaldes, asambleístas y dirigentes reunidos en la sede provincial del movimiento en Guayaquil conformaron la comisión.

Según Rivadeneira, la construcción del mandato militante, como lo llama, será el espacio para el debate de los temas trascendentales desde las bases de la organización política de la que Rafael Correa es su presidente vitalicio. Este proceso inició el sábado en Santo Domingo de los Tsáchilas con la integración de la primera comisión facilitadora del diálogo en esa provincia de la Sierra.

A LA CARTA