viernes, 23 junio 2017
01:05
h. Última Actualización

La seguridad electoral del Ejército, en otras manos

El relevo del comandante obliga a cambiar las jefaturas en las direcciones. Quince generales de brigada quedan al mando

08 mar 2017 / 00:01

El relevo del comandante general del Ejército, que dejó fuera a cuatros generales de división, obliga a cambiar a los jefes militares de las diversas direcciones, entre ellas operaciones, logística, planificación e inspectoría general.

Édison Narváez, el nuevo comandante, es el único general de división (el segundo grado más alto),que queda en la Fuerza Terrestre que además tiene en su Estado Mayor a quince generales de brigada.

Bajo la dirección de esos mandos y los comandantes de las cuatro divisiones y once brigadas (más los de la Marina y la FAE) estará el control de la custodia del material electoral de la segunda vuelta y de los ciudadanos, en los que participan algo más de 40.000 militares.

Además de Narváez, los generales Roque Moreira, Roberto Rubio, Jaime Castillo, Javier Pérez, Carlos Medina, Luis Zaldumbide, Luis Lara, Pedro Mosquera y Francisco Vega ocuparán las vacantes abiertas por la salida de los cuatro generales de división, por dos decretos del presidente Rafael Correa, uno emitido el domingo y otro el lunes, con el que provocó un remezón en el Ejército.

Hasta ayer, el nombre del general Pérez sonaba para dirigir el Comando de Operaciones Terrestres y Castillo, el de Operaciones e Inteligencia del Comando Conjunto.

Los cargos que cada uno ocupará en el Estado Mayor dependerá, en parte, de la decisión del nuevo comandante, que tiene la potestad de escoger a quienes lo acompañarán en el alto mando durante el tiempo que desempeñe sus funciones.

Aún se desconoce si las decisiones que tomen en los próximas días alcanzará a los cuatro generales al frente de las divisiones. De la IV, hace unos meses fue relevado del mando el general Luis Lara, por presentar una demanda de inconstitucional por las reformas a la Ley de Seguridad Social de las FF.AA. Ahora él está en la jefatura de reestructuración y su reemplazo fue Washington Buñay.

Édison Narváez

El hombre cercano al Gobierno

El nuevo comandante del Ejército, Édison Narváez, fue hasta el lunes subsecretario de Defensa. Es licenciado en Ciencias Sociales, Políticas y Económicas, con un título de doctor en Jurisprudencia, tiene 55 años, 36 de los cuales los ha pasado en el Ejército. Entre las últimas funciones desempeñadas están las de comandante de la IV División y del Comando de Operaciones Terrestres.

A LA CARTA