miércoles, 17 enero 2018
13:14
h. Última Actualización

La cuenta regresiva para ir a las urnas

Los 30 días de proselitismo por la consulta y el referéndum empiezan mañana. Cuarenta organizaciones prenden motores.

02 ene 2018 / 00:00

De nuevo en campaña. La política electoral de Ecuador vuelve al estado de ebullición de hace un año cuando ocho candidatos buscaban el sillón de Carondelet. Mañana inicia oficialmente un nuevo camino a las urnas, esta vez, por la consulta popular y referéndum convocados por el presidente Lenín Moreno.

Llegar a este punto no fue fácil. El primer mandatario, acogiéndose a la culminación del plazo para que la Corte Constitucional emita su dictamen previo, pasó por encima de esta instancia y llevó la convocatoria al Consejo Nacional Electoral (CNE). En medio de un proceso de cambio de autoridades, ante la renuncia de Juan Pablo Pozo, la nueva presidenta del CNE, Nubia Villacís, y los otros cuatro vocales dieron paso al proceso.

Esto abrió un debate sobre la constitucionalidad o no de la convocatoria. Los que están en contra, asambleístas y dirigentes afines al expresidente Rafael Correa, alegan que el plazo para que la Corte emita el dictamen no había culminado. Acudieron al Tribunal Contencioso Electoral que rechazó los 33 recursos de apelaciones, cortando así cualquier posibilidad de detener el proceso.

Son 36 organizaciones sociales y políticas que apoyan el Sí, mientras que otras 4 abanderan la tesis del No. Todas tendrán 30 días a partir de mañana para convencer a más de 13 millones de votantes (dentro y fuera del país) para que voten por una u otra tendencia. No obstante, las organizaciones que van por el Sí llegan con algo de ventaja a esta campaña, de acuerdo a las encuestas.

Una reciente de Perfiles de Opinión (realizada del 9 al 12 de diciembre a 925 personas con un margen de error de +/-3,2 %) revela que las preguntas sobre la muerte política por actos de corrupción y la no prescripción de los delitos contra menores de edad registran un 74 % de intención de voto. Le sigue la pregunta sobre la eliminación de la minería metálica con un 66 % de votos afirmativos. El 63 % de los encuestados apoyan la consulta sobre la explotación del Yasuní. La eliminación de la Ley de Plusvalía registra un 62 % de apoyo, mientras que la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social tiene un 61 % de intención de votos positivos. Pese a que es la pregunta en la que el Sí registra menos apoyo, eliminar la reelección indefinida tiene un 56 % de intención de votos afirmativos.

El consultor político y catedrático universitario, Alfredo Dávalos, se atreve a vaticinar que frente a este escenario, sumado a la diferencia entre organizaciones políticas y sociales a favor del Sí y del No, esta primera tendencia puede ganar el día 4 de febrero próximo. “Esto responde a una serie de expectativa y reclamos ciudadanos. Todo pronóstico apunta que el Sí va a barrer”.

El analista y también consultor político, Oswaldo Moreno, es más cauto. Prefiere esperar al devenir de la campaña y su desenlace. Recuerda que las encuestas, cuestionadas por sus resultados en la segunda vuelta de abril pasado, son una fotografía de un momento y no predicen lo que pasará. “Existe muy poca información sobre este proceso electoral y ha sido organizado con una rapidez sorprendente. El electorado está más preocupado de las fiestas y pagar sus deudas. En 20 días, luego de culminada las fiestas, es muy complicado por la desinformación”.

A LA CARTA