domingo, 26 marzo 2017
01:04
h. Última Actualización

La campaña enfrascada

Los candidatos no recorren aún ni la mitad del país. Guayaquil y Quito acaparan la mayor parte de la agenda de los últimos 45 días, medidos por EXPRESO

07 ene 2017 / 00:02

Campaña focalizada. Los 40 días que antecedieron al arranque oficial de la campaña dibujan claramente el ritmo que cabe esperar de los 40 restantes: mítines y recorridos sin ambiciones nacionales, concentrados en las siete provincias del cinturón presidencial que abarcan al 70 % del electorado.

El seguimiento semanal de EXPRESO sobre el movimiento de los principales candidatos a Carondelet deja una medición clara: Guayas, Pichincha, Azuay, Manabí, El Oro, Tungurahua y Los Ríos, el denominado cinturón presidencial, se convierten en la ruta común de una campaña que, en promedio, se detiene 3 días por semana.

Lenín Moreno (PAIS) ha abandonado los viajes al exterior y se ha volcado a Quito y Guayaquil, las dos bastiones clave y disputadas, como el candidato que más días dedicó a las principales ciudades del país: 20, en conjunto. El resto del tiempo activo lo dedicó, exclusivamente, a las capitales del cinturón presidencial.

Guillermo Lasso (CREO-SUMA) gira en otro sentido. Aunque le sigue de cerca en la cantidad de tiempo que dedica a los dos principales cantones (19 días), es el candidato que más ciudades y provincias ha recorrido. El despliegue de Lasso responde, principalmente, a la denominada Gira del millón de empleos, que subió al candidato a la camioneta para compartir su principal promesa de campaña.

Moreno y Lasso son, de momento, los únicos que han apostado por las fotos de coliseos y tarimas con militantes, en cada parada relevante. Ambos.

En la hiperactividad sigue de cerca Cynthia Viteri (PSC), la candidata que más días ha dedicado a Guayaquil (12), como parte de la estrategia socialcristiana de vincular y recoger el voto presidencial con el Legislativo en una ciudad que, por su cuenta, dispone de 15 curules en la Asamblea. Aunque Viteri se ha movido por 15 ciudades, su agilidad para saltar de provincia a provincia sigue atada a la presencia del PSC: sus visitas a Guayas, Los Ríos, El Oro y Tungurahua (que concentran el 90 % de sus días activos) evidencian la dependencia de las últimas trincheras socialcristianas.

Viteri comparte con Dalo Bucaram (FE) la condición de no haber visitado aún ninguna de las provincias del Oriente que, aunque marginales en el total de electores, representan una zona extractiva, histórica y cultural. El líder del renovado roldosismo ha quedado en esta medición con la corona del descanso: 20 de los 40 días fueron dedicados a actividades privadas.

El general Paco Moncayo (Izquierda Democrática) ha buscado reforzar su vínculo con la capital que alguna vez administró, Quito, a la que dedicó 12 días. Su estrategia de puerta a puerta lo ha llevado a 10 provincias y, generalmente, prefiere los recorridos a las tarimas.

No hay motivos para pensar que este esquema, un adelanto de la campaña, pueda variar más allá de la frecuencia en lo que queda hasta el 19 de febrero: la presidencia se juega en la tercera parte del territorio nacional.

A LA CARTA