miércoles, 29 marzo 2017
08:06
h. Última Actualización

La Asamblea tiene caras nuevas por la campaña

Hay legisladores en campaña y en el plenario. Los alternos están hace tiempo para votar leyes polémicas, dice la oposición

Quito /
06 ene 2017 / 22:44

Los alternos se estrenan en las curules. Todavía no se animan a tomar el micrófono, tal vez, por timidez o falta de experiencia. La Asamblea tiene otros rostros en esta época de campaña electoral. Ellos reemplazan a los titulares y “propietarios” de las sillas en plenario y en sus oficinas en las comisiones.

Hasta el momento, hay 12 alternos que van en lugar de los legisladores principales. Estos últimos solicitaron licencia sin sueldo para dedicarse a recorrer las provincias en busca de los votos ciudadanos.

El mayor número de ausencias y de reemplazos están en la bancada de Alianza PAIS, con seis: Gabriela Rivadeneira, la titular del Legislativo, y Marcela Aguiñaga, la segunda vicepresidenta; Carlos Viteri, Nicolás Issa, Esteban Melo y Ángel Rivero. Se suman dos aliados de la lista 35: Carlos Bergmann y Montgomery Sánchez.

En la oposición hay cuatro ausencias. Dos son del PSC-Madera de Guerrero, que se recandidatizaron para las elecciones nacionales de febrero: Henry Cucalón y Ramón Terán. Mientras los otros dos son Franco Romero, actual independiente y que se lanzará por CREO, y René Yandún, del Movimiento de Integración por el Carchi, aliado de la ID.

En las dos últimas sesiones del Pleno, los asambleístas ocasionales ya votaron por el permiso sin sueldo al vicepresidente de la República, Jorge Glas, y por la nueva ley de Movilidad Humana.

En la primera votación estuvieron 95 legisladores y se ausentaron 45. En la segunda estuvieron 88 legisladores presentes y 49 ausentes.

Gabriela Díaz, de Avanza, también candidata, dijo a EXPRESO que pidió licencia sin sueldo aunque no consta en la lista oficial entregada por la Asamblea. Ella está en su natal Pastaza. No la cubrió su alterno porque también es candidato.

Liliana Guzmán, oficialista y otra vez candidata a una curul por Azuay, en cambio, no pidió licencia porque no es obligatorio. Ella dijo que asistirá a los debates en el Pleno. “Nuestros alternos participan constantemente, eso es una obligación en el Código de Ética”, contó.

Su colega Bairon Valle, también candidato por segunda ocasión por Guayas, dice que quiere estar en la Asamblea cuando debatan las reformas a la ley de Servicio Público y al Código de Trabajo. “Golpeo cada puerta y hablo con los vecinos en el sur de Guayaquil. No descuidaré mi trabajo”, ofreció.

Los alternos ganan una dieta por día de trabajo. Eso se descuenta al principal.

A LA CARTA