jueves, 19 octubre 2017
20:07
h. Última Actualización

La Alóag-Santo Domingo, una pesadilla

La amenaza de cierre persiste en una vía por el cobro de doble peaje.

21 abr 2017 / 00:00

Un viaje de Guayaquil a Quito, por la vía Aloag-Santo Domingo, puede convertirse en una pesadilla.

No solo se trata del alto riesgo de que ocurran deslaves por el fuerte invierno, sino por la creciente amenaza de los transportistas pesados de cerrarla en cualquier momento, como medida de presión, para que se defina de una vez por todo el costo de los peajes para el uso de 100 kilómetros de esta carretera, por la que un transporte pesado debe pagar 18 dólares. Seis en Santo Domingo y 12 en Pichincha.

El martes, grandes camiones permanecieron inmóviles en el peaje de Alóag, durante seis horas, en rechazo al cobro de peajes, tanto en las casetas del lado de la provincia de Pichincha como en el de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Ayer, los transportistas volvieron con el mismo accionar durante una hora como medida de presión para las autoridades de ambas provincias, que no logran ponerse de acuerdo, desde hace más de un año, sobre el cobro de los peajes.

Los transportistas han reiterado que continuarán en sus protestas por lo que consideran el cobro de un doble peaje por el uso de un tramo menor a 100 kilómetros. “Solo queremos que los desacuerdos entre las autoridades no perjudiquen nuestras actividades de transporte de carga”, dijo ayer un transportista.

La medida de hecho de ayer y el lunes complicó las actividades de decenas de vehículos que, por horas, tuvieron que esperar en largas columnas para continuar con sus viajes.

El bloqueo y el posterior tráfico hizo que muchas personas decidieran abortar un viaje que habían programado, en unos casos para asistir a chequeos médicos y, en otros para cumplir con actividades laborales, ya sea en las ciudades de la Costa como en las de la Sierra.

La vía Alóag-Santo Domingo es vital porque conecta a la Costa con la Sierra central del país.

A LA CARTA