jueves, 23 noviembre 2017
23:19
h. Última Actualización

Julio César Quiñónez: “Si cambia una realidad, cambia una ley”

26 dic 2016 / 00:00

Experiencia. Julio César Quiñónez aspira por primera vez a una curul a la Asamblea. Su objetivo es mejorar las políticas que existen en temas relacionados con la seguridad. Sus principales propuestas están vinculadas a recuperar los espacios públicos de las redes de microtráfico, casas bares y la delincuencia, en los sectores más conflictivos de Guayaquil. La labor como intendente y gobernador le permitió, según él, conocer las necesidades del pueblo.

En el 2008 se vinculó a la política como asesor del Ministerio de Gobierno y desde entonces ha ocupado puestos relacionados con la seguridad.

- ¿Cuáles son sus propuestas para la Asamblea?

- Justamente son propuestas que tienen que ver con lo que he hecho. Mi compromiso es la seguridad. Recuperar el derecho al tránsito libre de los chicos en muchos espacios. Que nuestros jóvenes puedan estar en el patio del colegio y en sus barrios sin estar con el peligro de que venga un adulto, se les acerque y los lleve al mundo de las drogas.

- ¿Cómo lograrlo?

- Buscamos radicalizar más el tema de las penas y de las sanciones. Considerar al microtraficante, o al que vende drogas a adolescentes y a niños, un criminal. Que sea un delito de Estado. Muchas personas dirán que es exagerado, no pienso que lo sea. Es un mal que tiene que ser enfrentado con toda la severidad que el caso amerite, porque destruye familias.

- Muchos critican la tabla del Consep en la que se marca una línea entre consumidor y vendedor. ¿Cómo van a manejar ese tema?

- Mira, la tabla ha demandado mucho ruido. Si tenemos que eliminarla, la eliminamos. La tabla es un instrumento legal como miles que tiene el operador de justicia a la hora de dictar una sentencia. Lo que permite es tener una referencia para que el juez pueda discernir entre un consumidor y un traficante. El consumidor es un enfermo, el traficante es un delincuente... Lo que no podemos hacer es perder el objetivo de la ley. La ley siempre ha sido perfectible, responde a las realidades objetivas y las realidades objetivas son cambiantes; por lo tanto si cambia una realidad, cambia una ley.

- ¿Qué otras propuestas tiene?

- Otro de los grandes bloques de nuestra propuesta es la participación de los jóvenes en el primer empleo. Que se generen incentivos, que exista una ley de fomento y de incentivo, así como se lo hizo con el tema de las capacidades diferentes.

- ¿Y para esto se realizarían reformas a alguna ley?

- Más que reformas, yo diría que equipar una ley que tenga que ver exclusivamente con el incentivo productivo al empresario. Que el empresario privado sienta que su economía va a dinamizarse si en sus filas cuenta con bachilleres. También revisar la dualidad en el tema educativo; que las universidades exijan al chico desde el primer año las pasantías, pero de una manera sostenida, no en los últimos dos meses cuando ya va a salir.

- ¿Cuál es su posición sobre la Ley de Comunicación?

- Para mí el principio básico es libertad de expresión y garantía de los derechos de los ciudadanos. Y si en ese principio básico tenemos que revisar la Ley de Comunicación, si hay que hacer reformas, yo creo que hay que estar en la apertura completa de poderla revisar.

A LA CARTA