sábado, 16 diciembre 2017
01:03
h. Última Actualización

“Jorge Glas representa la impunidad”

11 ago 2017 / 00:00

- ¿Para qué sirve una Comisión Anticorrupción en Guayaquil?

- Acabamos de posesionarnos como comisionados. Seremos una comisión de apoyo a la Comisión Nacional Anticorrupción, que ha sido perseguida por hacer el trabajo que no hace la Contraloría, Fiscalía y Justicia.

- ¿Qué harán?

- Investigar casos locales, específicamente.

- ¿Ya tienen agenda?

- Ahora vamos a reunirnos para ver todas las denuncias que tenemos porque el martes, que fue el anuncio, se presentaron muchas. Esa es la forma de medir la corrupción en Ecuador, casi un estado fallido. Hay un entorno de corrupción espantoso.

- ¿Estamos en una nueva etapa anticorrupción?

- Lo estamos. Lenín Moreno dio una pequeña y mínima evidencia de apertura para que el oxígeno nos llegara y recordáramos que hay que estar vigilantes. Y a eso se suma el vicepresidente Jorge Glas, que indigna al país por su cinismo. Esas dos condiciones: de un aperturismo de Moreno y de un Glas negando la evidencia y negando su renuncia; eso impulsa la lucha.

- ¿Qué representa hoy Glas?

- Jorge Glas representa la impunidad. Y representa el fracaso del régimen que se proclamó de manos limpias.

- ¿Cómo se soluciona eso?

- Con instituciones que funcionen y hagan su trabajo. Recién ahora la Fiscalía quiere dar muestras de poder hacerlo e investigar. Porque lo que hizo Galo Chiriboga fue no mover un dedo sino para tapar la corrupción, que venía del entorno del régimen, en especial de Jorge Glas que no debió ser ni candidato.

- ¿Así de radical?

- Pero si en campaña se hizo público lo de (su tío) Ricardo Rivera y el Gobierno y Alexis Mera tuvieron el cinismo de decir: lo hemos investigado y está limpio. ¿Limpio? Ese fue el país en el que hemos estado viviendo.

- ¿Cómo fue que el país dejó que esto pasara?

- Exacto. ¿Cómo vinimos a dar aquí? ¿Qué nos sucedió? También hay que recordar que esto ha sido paulatino. Este fue un régimen autoritario que fue acostumbrando al país a la corrupción y violación de derechos humanos a cambio del ya tenemos carreteras. Pero sucede que llegamos hasta aquí con carreteras y obra pública que está plagada de corrupción. Llegamos aquí porque los ciudadanos no denunciamos.

- ¿Eso va a cambiar?

- Eso intentaremos en la Comisión Anticorrupción. Y empezaremos por insistir en la renuncia de Jorge Glas. A mediano y largo plazo: tener claro que Glas es la punta visible de un iceberg; estos no son unos funcionarios, fue un régimen corrupto. Y tiene una cabeza que no vivirá en la impunidad aunque se quede en Bélgica.

A LA CARTA