viernes, 22 septiembre 2017
12:40
h. Última Actualización

Jipijapa festeja a sus santos con bandas de pueblo y folclor

Se rememora un siglo de la ancestral fiesta religiosa. Las bandas salieron desde puntos tradicionales de la ciudad. Grupos infantiles llamaron la atención.

12 ago 2017 / 00:00

Seis bandas de pueblo participaron de un festival en Jipijapa; de Portoviejo, Calceta, Montecristi, Tosagua y del cantón anfitrión. Diez grupos folclóricos deleitaron en la avenida 10 de Agosto de la Sultana del Café (Jipijapa) a cientos de propios y extraños con ritmos de antaño y movimientos ancestrales que son retomados después de 100 años, como homenaje a la fiesta religiosa del patrono de ese cantón San Lorenzo Mártir.

La avenida se llenó de colorido y la población volvió a vivir las celebraciones de este santo como lo realizaban sus ancestros hace 70 años y que ahora fue retomado por la iniciativa de la curia de Jipijapa en coordinación con el departamento de Cultura del Municipio local. La mayoría de los integrantes de los grupos folclóricos fueron estudiantes de diferentes unidades educativas.

El párroco de la iglesia San Lorenzo Mártir de Jipijapa, Agustín Alcázar, recordó que es la primera vez después de 70 años que unen las bandas de pueblos y grupos folclóricos para celebrar las fiestas patronales y que han retomado estas costumbres con la intención de recordar cómo sus ancestros rendían homenaje al santo fundador de Jipijapa.

Las bandas aparecieron en distintos puntos o calles donde se aprecian aún casas coloniales que guardan ese toque arquitectónico del Jipijapa de antaño. Estas eran acompañadas por hermosas jovencitas y varones vestidos con trajes folclóricos y muy coloridos; luego se unieron para dar vida con su música en una sola avenida.

“El objetivo de este festival es resaltar o darle importancia a nuestro fundador San Lorenzo Mártir, al que Jipijapa viene venerando 462 años. Este santo fue traído de España y según la historia era un hombre que ayudaba al prójimo, especialmente al más pobre, y por hacer el bien lo encarcelaron, lo martirizaron y hasta lo quemaron. Por eso lleva ese nombre, porque murió como un verdadero hombre que derramó su sangre por la humanidad. Estamos retomando como se celebraban antes estas fiestas”, indicó el párroco Alcázar.

Nelly Orellana, del departamento de Cultura Municipal de Jipijapa, indicó que con esta actividad cultural se busca volver a recordar y retomar la celebración como lo hacían sus ancestros e inculcar a los jóvenes a conocer la historia de estas fiestas patronales.

“Nuestros abuelos la celebraban reuniendo el mayor número de bandas de pueblo que salían de diferentes sectores de este cantón y se unían en un solo lugar para tocar y bailar en homenaje a San Lorenzo Mártir. Buscamos que la nueva generación se involucre en dar colorido a estos eventos religiosos ancestrales”, recordó la funcionaria. Benito Anzulez (50) integrante de la banda de pueblo de Jipijapa ‘Anzules Junior’, quien toca el saxofón por más de 35 años, recordó que han recorrido diferentes sectores del país y que está compuesta por 10 miembros de toda su familia (tío, hermano e hijos).

Una de las bandas de pueblo que llamó la atención fue ‘San Esteban’ de la parroquia Charapotó del cantón Sucre, el mayor de sus 8 integrantes tiene 27 años y el más joven 16.

“Somos una banda de pueblo juvenil y siempre participamos en eventos tradicionales como las festividades de San Pedro y San Pablo que las celebran casi en los 22 cantones de Manabí.

Al rescate de la cultura ancestral

En agosto del 2010 estas fiestas folclóricas y patronales se institucionalizaron a través de una ordenanza municipal en coordinación con los departamentos de Cultura y Turismo. “Esto motiva a la ciudadanía a rescatar la cultura de la ciudad, vemos cómo todas las personas que han participado llevan su sombrero de paja toquilla como símbolo ancestral de nuestros antepasados”, indicó Rafaela Baque (67), habitante de Jipijapa, quien disfrutó del evento. (F)

A LA CARTA