martes, 27 junio 2017
18:23
h. Última Actualización

Guayasenses aplauden los logros limítrofes

La Colonia Agrícola Amazonas es una de las extensas tierras en manos de la provincia. Posteriormente viene la socialización.

20 may 2017 / 00:00

“No es el momento de declarar ganadores y perdedores porque el Ecuador es uno solo. Lo importante es que finalmente tenemos una provincia con sus límites perfectamente establecidos”.

Con ese mensaje, el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, evaluó el alcance de los siete decretos ejecutivos que firmó el presidente Rafael Correa el pasado 16 de mayo. Así terminan las controversias que Guayas mantenía con Azuay, Cañar, Bolívar, Los Ríos y Manabí.

Las decisiones del mandatario se enmarcan en las facultades que le da la Ley de Fijación de Límites en su calidad de juez de última instancia en los procesos que efectuó el Comité Nacional de Límites Internos (Conali), que deberán enviarse a la Asamblea Nacional, como proyecto de ley, para su tratamiento definitivo.

En Guayas se ratificó la pertenencia de sectores como Matilde Esther, La Esperanza Alta (las dos terceras partes del territorio de Bucay), El Piedrero y otras comunidades de la Colonia Agrícola Amazonas.

En Matilde Esther, en disputa con Los Ríos, la controversia era por 22 kilómetros cuadrados, de los cuales quedó pendiente la resolución sobre 2,27 kilómetros cuadrados. Se reconoció el derecho de Guayas, a través de Bucay, sobre 1,74 kilómetros cuadrados donde se asienta el recinto Matilde Esther, más El Batán, Hermanos Larreta y La Esperanza, así como las haciendas La Victoria y Jesús del Gran Poder.

Con Bolívar había la controversia por las comunidades de Santa Rosa de Agua Clara y La Esperanza Alta. Con respecto a la primera se reconoce el derecho a Bolívar, mientras que la última queda repartida con Guayas.

A Guayas se le reconocen sus derechos sobre 48,04 kilómetros cuadrados, donde están los recintos La Esperanza Alta, Adolfo Kleer, Los Altos de Bucay, Nuestra Señora de la Esperanza y El Limón. Además varias cascadas.

El mayor territorio ganado corresponde a la Colonia Agrícola Amazonas, conocida como El Piedrero, perteneciente a El Triunfo, pero reclamado por Cañar.

Allí se reconoce el derecho histórico y jurídico de Guayas sobre 93,58 kilómetros cuadrados donde se asientan 31 poblaciones, siendo la más emblemática el recinto El Piedrero. Además los sitios Dos Bocas, San Pablo, San Isidro, Blanca Flor, Río Blanco, Los Chévez, La Isla, Los Francos, María Teresa; los sectores Piedrita, 10 de Agosto, San Pedro, El Ají, Palo Largo, Playa Seca, San Eduardo, Montserrat, Pablo Nuevo, Estero Claro, Dos Ríos, Colonia Amazonas, Las Pavas, Palmito Sport, 28 de Octubre, El Bagre, Los Bagres y San Francisco; y las haciendas La Esperanza, Adelina María y Armonía.

En el conflicto entre Pedro Carbo (Guayas) y Paján (Manabí), se reconocen los derechos territoriales de Guayas.

Por Las Tachuelas se les reconoce el derecho de pertenencia a los manabitas sobre 90 kilómetros cuadrados. Mientras 7 kilómetros cuadrados quedan del lado guayasense, donde se asientan los recintos Tachuela Baja, El Limón de Pucón, Boca de Agua Fría, San José de Pucón, Tachuela de Afuera, Chicompillo y Santa Rita.

Correa acoge el acuerdo entre Guayas y Los Ríos y que distribuye entre ambas jurisdicciones el sector La Palizada.

Ahora viene la socialización de los decretos en las comunidades, hacer un levantamiento en territorio de los límites provinciales y planificar obras.

A LA CARTA