viernes, 22 junio 2018
18:26
h. Última Actualización

En nueve meses, cambió el 40 % del gabinete ministerial

El primer mandatario sigue ajustando su equipo de trabajo. No se descartan nuevos cambios en los próximos días. Patiño fue el colaborador más fugaz.

Quito /
08 mar 2018 / 00:00

No acierta todavía con el equipo ideal, como dicen los comentaristas deportivos. Hasta ahora, el presidente Lenín Moreno ha cambiado o reemplazado al 40 % de los integrantes del gabinete ministerial con el que empezó el Gobierno, el pasado 24 de mayo de 2017.

Los últimos cambios se dieron en las carteras de Economía y Energía, el martes, como contó EXPRESO en su edición de ayer. Pero la previsión es que en los próximos días habrá nuevos ajustes. En los corrillos de Carondelet se habla de posibles cambios en Interior, Obras Públicas o Salud.

El día de su posesión, Moreno firmó el decreto ejecutivo No. 8 con el que nombró a 36 ministros y secretarios de Estado. De ellos, 15 ya no ocupan los cargos para los que fueron designados.

Caso especial es el de María Alejandra Vicuña que tuvo un ‘ascenso’. Empezó como ministra de Vivienda y ahora ocupa la Vicepresidencia de la República, tras la salida de Jorge Glas, detenido en la cárcel 4 con una sentencia de seis años por su participación en la trama de corrupción de la constructora Odebrecht.

También fueron ‘reciclados’ Miguel Carvajal, que pasó de Defensa a Política; Andrés Mideros, que cambió la Secretaría de Planificación por la General de la Presidencia, y Jorge Wated, que empezó en la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas y ahora dirige el Servicio de Contratación de Obras (Secob).

Los demás pasaron sin mucha pena ni gloria por el gabinete y ahora ya no son parte del Gobierno. El récord por su paso fugaz en el equipo de Moreno lo ostenta el correísta Ricardo Patiño, aunque no fue posesionado el 24 de mayo sino el 4 de julio como ‘consejero presidencial’. Él estuvo apenas un mes y 24 días en el cargo. Se separó cuando empezaron las discrepancias al interior de Alianza PAIS.

Paola Pabón también correísta se quedó solo tres meses y cuatro días como secretaria de la Política. Casi tanto como Elsa Parodi en el Ministerio de Energía. Ella salió tras comentar a los periodistas, el lunes pasado, que el Gobierno está analizando el futuro del subsidio al gas. Ayer, en su cuenta de Twitter, se lamentó que quedaron cambios inconclusos. “En tres meses no se puede corregir ni eliminar todo lo malo que se ha hecho durante años”, dijo.

Dos funcionarios renunciaron en medio de denuncias: Richard Espinosa dejó el IESS antes de que se ejecute la resolución de destitución de la Contraloría e Iván Espinel renunció al Ministerio de Inclusión cuando aparecieron irregularidades en su declaración patrimonial.

Dos renuncias polémicas fueron las de Eduardo Mangas, el hombre más cercano a Moreno que ocupaba la secretaría de la Presidencia, y Rommy Vallejo, que dejó la Secretaría de Inteligencia.

Energía

Sorpresivamente, es el ministerio más inestable. Electricidad y Energía Renovable lleva ya tres titulares: José Medardo Cadena fue posesionado el 24 de mayo y seis meses después renunció. Elsi Parodi ocupó su lugar hasta el martes. Por ahora, está encargado del puesto Rubén Barreno Ramos.

Correístas

La luna de miel con los correístas duró poco. Además de Paola Pabón y Ricardo Patiño, también pasaron por el gabinete, aunque en cargos de segunda línea, Virgilio Hernández, Patricio Rivera, Diego Martínez. Ellos dejaron el Gobierno el año pasado. Los tres primeros ahora son parte de la oposición.

Los nuevos

El equipo del presidente se ajustó para cumplir con sus promesas de campaña, especialmente, las relacionadas con su plan social. Irina Cabezas, una de las más cercanas colaboradoras del mandatario, se unió al gabinete a finales de mayo de 2017 con la creación de la Secretaría Técnica Toda una Vida.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA