miércoles, 29 marzo 2017
17:00
h. Última Actualización

Extorsión, el delito más cometido por policías

Desde 2013, 908 agentes fueron separados de la institución. Las faltas vinculadas a la delincuencia son las más comunes

02 ene 2017 / 00:00

El pasado 29 de diciembre, 22 gendarmes que laboran en diferentes distritos a nivel nacional fueron desvinculados de las filas policiales.

Según informó el ministro del Interior, Diego Fuentes, los uniformados fueron separados de la institución por estar involucrados en casos de microtráfico, venta de información, violación, robo y asociación ilícita.

“Este proceso ha permitido la desvinculación de miembros en todos los grados y jerarquías, tenemos desde policías desvinculados hasta grados de coroneles... Y obviamente este aporte es una fortaleza, eso ha permitido que la institución recupere la confianza de la ciudadanía”, enfatizó.

Con estos 22 policías, el año cierra con un total de 124 agentes que fueron dados de baja por otros delitos como extorsión, abuso sexual, concusión, tráfico ilícito de migrantes, ataque y resistencia, robo, tráfico ilícito de sustancias, secuestro extorsivo y fraude procesal.

Pero en un panorama general, desde el 2013, año en el que el Ministerio del Interior inició con el proceso, 908 policías han salido de la institución. Cantidad que representa un 2,5 % del total de gendarmes que hay a nivel nacional (35.000) Las razones varían pero si hablamos de delitos, la extorsión y los casos relacionados a la delincuencia tienen las cifras más altas.

En 2013, la extorsión ocupaba el primer lugar en los motivos de desvinculación y para 2016, cayó al cuarto. Pero es el único delito que siempre estuvo presente.

Uno de los casos destacados se suscitó el 15 de junio pasado, cuando un policía y su primo fueron capturados por agentes de la Unase, en Durán. Ambos habrían sido sorprendidos en delito flagrante, aparentemente recibiendo 3.000 dólares por parte de una persona, quien aseguró que ellos le pidieron ese dinero a cambio de información sobre el paradero de su carro robado.

A LA CARTA