sábado, 23 septiembre 2017
23:14
h. Última Actualización

Raquel González: “No hay que eliminar el Consejo, sino darle facultad sancionadora”

17 sep 2017 / 00:01

Está en la mira. La continuación o no del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social es un reclamo que tomó fuerza con el anuncio de una eventual consulta popular. El ente ciudadano, creado por la Constitución de 2008, no ve con agrado estos llamados de opositores y sectores sociales que reclaman mayor transparencia en la selección de autoridades como el fiscal general, el contralor, los vocales del Consejo Nacional Electoral, superintendentes y otros.

- ¿No es momento de un mea culpa?

- Las cosas son perfectibles, pero lo que usted me dice no lo aceptaría. Venimos de un cuerpo colegiado al que le tocó ir del papel a los hechos. Puedo decir que en mi gestión, sin criticar a otras, estamos cumpliendo con la Constitución. Le puedo decir que sí se puede fortalecer más la institucionalidad de una institución que, con pocos recursos, ha trabajado.

- ¿Por qué cree que quieren eliminar al Consejo?

- Revisemos quiénes son los que piden la eliminación del Consejo. Son unos cuantos actos sociales, pero con un poder grande de micrófonos. No son todos los ciudadanos. ¿A quién se favorece o se perjudica con la eliminación del Consejo? ¿Al pueblo le perjudica? Son a estos actores políticos con micrófono de quienes no he escuchado una propuesta. Todo es perfectible, pero no quieren ni mejorar. Vamos revisando esos intereses. ¿Quieren volver ellos a elegir las autoridades?

- ¿No le parece mucha coincidencia que la mayoría de autoridades elegidas por el Consejo sean cercanas al anterior Gobierno o afines al movimiento PAIS?

- No hay casualidades, ni hay que hacer cambios. Los procesos (de elección de autoridades) no los inventamos nosotros, están en un reglamento. Ahora, usted conoce que para la designación de una autoridad están involucrados muchos actores: los veedores, comisionados por la ciudadanía y de las funciones del Estado que pasan por impugnaciones, el cuerpo de catedráticos de todas las universidades del país (que redacta el banco de preguntas para la prueba escrita), un notario público. ¿Quiere decir que toda esta convergencia de personas estamos aliados hacia una persona? ¿De qué estamos hablando?

- Si no hay forma, por lo que me describe, de que exista una influencia del Gobierno anterior o del movimiento PAIS, ¿cómo entender que justo lleguen personas cercanas?

- Yo los veo como ciudadanos ecuatorianos. Nuestra institución es muy política en cuanto a que hace seguimiento a la política pública bien manejada, no de conflicto de intereses partidistas. Pero si esto existe, ¿por qué las personas con micrófono y los medios en los procesos de impugnación no lo hacen? No piden un examen o una recalificación.

El presidente Lenín Moreno, en su último informe a la nación, abrió más la puerta a una eventual consulta popular e incluso lanzó algunos temas, entre ellos “profundizar la participación ciudadana”. ¿Consulta o Asamblea Constituyente?

- Le traslado la pregunta: ¿consulta o Asamblea Constituyente?

- El presidente tiene toda la potestad de preguntarle cuantas veces crea necesario a la ciudadanía y esta debe manifestarse cuantas veces sean necesarias porque es su derecho. Ponen palabras en la boca del presidente. Él ha dicho “profundizar la participación ciudadana”, pero quienes tienen el micrófono dicen que el presidente ha dicho que va a eliminar el Consejo. Cambian las cosas. Estoy de acuerdo con que al pueblo hay que preguntarle. Vamos a una Constituyente, que es el camino viable.

- ¿O sea que se va por el lado de la Constituyente?

- No, le respondo que hay que buscar la vía correcta y no confundan al pueblo.

- Si tuviera la oportunidad de sugerirle al presidente una pregunta con relación al Consejo, ¿cuál sería?

- No le sugeriría una pregunta. Le diría que, desde mi experiencia, el Consejo debe fortalecerse con recursos y darle atribuciones sancionadoras.

- ¿Sancionar qué?

- Si un ciudadano hace una veeduría y una autoridad no hace caso de sus sugerencias, entonces para qué estoy participando. Si no hace caso la autoridad debe ser sancionada con destitución.

- ¿Está de acuerdo con que se incluya alguna prohibición para que las autoridades de control, incluidos los vocales del Consejo de Participación, no hayan tenido vinculación partidista?

- Todos somos entes políticos. Todos tenemos un pasado. Hay que participar.

Los argumentos de eliminar el Consejo tomaron fuerza cuando el entonces contralor, Carlos Pólit, reelegido por el ente ciudadano, fue involucrado en la trama de corrupción del caso Odebrecht. Las voces apuntaron a cuestionar al ente y el proceso de selección. Un nuevo concurso está en marcha. Las reformas al reglamento para el certamen de méritos y oposición, por primera vez, son sometidas al debate y las observaciones de los ciudadanos.

- ¿Qué hay que cambiar en la elección del próximo contralor para que no se repita lo que pasó con el anterior?

- Fue la oportunidad que vieron, quienes tienen micrófono, para decir que eliminen el Consejo. Es un tema del cual, como ente, no tenemos responsabilidad. La responsabilidad de cada persona sobre sus actos es de cada una, no de la institución. Reconozco que todo es perfectible. El reglamento (del concurso) está en debate público y vamos a las reformas.

- ¿Está de acuerdo con que dentro de las prohibiciones para ser candidato se incluya una que inhabilite a personas que están o estuvieron inmersas en actos comprobados de corrupción?

- Sí. Estamos de acuerdo. Antes de que la Ley de Paraísos Fiscales sea ley, ya asumimos esa postura de que ningún postulante esté inmerso en este tema. Ahora estamos pidiendo la declaración de bienes a todos los postulantes. Antes era solo al ganador. También hemos remitido solicitudes al SRI, la Judicatura, la Contraloría para ver si no están inmersos en alguna prohibición.

González, excoordinadora zonal 8 en el Ministerio de Inclusión Económica y Social, exsubsecretaria de Pueblos de la Secretaría de Gestión de la Política y excandidata a concejal de Guayaquil por el movimiento PAIS, encabeza el Consejo desde julio de 2015 junto a otros seis consejeros. Desde una mirada interna, luego de dos años de gestión considera que el Consejo, en lugar de eliminarlo, debe ser fortalecido.

- Insiste en el aspecto de que todo es perfectible. ¿Qué hay que cambiar dentro del Consejo?

- Tenemos algo que confunde a la ciudadanía cuando dicen que no hemos combatido a la corrupción. Según la Constitución, el Consejo tiene la potestad de admitir las denuncias de los ciudadanos, elabora un informe que lo archiva o lo dirige a la Contraloría o la Fiscalía. Quisiéramos tener poder sancionador para poder fortalecer la participación ciudadana.

A LA CARTA