sábado, 24 junio 2017
23:14
h. Última Actualización

El socialcristianismo se vuelca a la gente

La candidata Cynthia Viteri traza un nuevo camino: sociedad, sociedad y sociedad. Ayer puso cara a su equipo económico.

11 ene 2017 / 00:00

Pisar el metro cuadrado del ciudadano, no del político. El equipo de campaña de Cynthia Viteri (Partido Social Cristiano, PSC) define así el giro que ha impreso a su discurso la candidata presidencial.

Desde el arranque oficial, Viteri ha dejado a un lado la agenda en común que compartía con el resto de candidatos. “No volverás a verla hablando de macroeconomía y corrupción”, dice uno de sus asesores, en referencia a los principales temas de la campaña. Ahora, la clave es la gente.

Por eso, atropellados en la última semana, promesas de empleo aterrizadas en el agro y la construcción; apuestas por un ambicioso Plan Nacional de Viviendas que, siguiendo la receta de Jaime Nebot en Guayaquil, proyecta casas “sin entrada, a 20 años plazo” y cuotas de $ 120 mensuales; presentación de un esquema de “guarderías del barrio” que puedan llevar el cuidado de infantes a 10.000 puntos del país; o el compromiso de añadir un nuevo subsidio, el de la energía eléctrica, para “un millón de hogares”.

El listado, atacado por “populista” desde la campaña de Guillermo Lasso (CREO-SUMA), Paco Moncayo (ID) y analistas políticos, es, a criterio del equipo de Viteri, “la muestra de una maduración”.

Susana González, jefa de campaña del PSC, define el cambio de ruta como “la necesidad de abrir un abismo entre los que siguen hablando para los políticos y los que hablamos para los ciudadanos”. A criterio de González, también concejala de Guayaquil y presidenta cantonal del partido, “Cynthia ha tomado la iniciativa de hablar de causas y preocupaciones ciudadanas que los demás políticos ignoran”. Ese, cree, será su vía rápida a la segunda vuelta.

No es, sin embargo, la primera vez que Viteri acude a esa estrategia. En cierto modo, lo hizo en 2006, cuando en mitad del debate presidencial se dirigió al hoy presidente Rafael Correa por “no discutir los temas que le interesan a la gente”.

Pero esta vez, va más allá. El socialcristianismo trabaja para ajustar su plan de Gobierno a estas necesidades ciudadanas: abriendo espacio en la tabla contable para proyectos sociales, subsidios y planes contra la adicción a la droga.

Pese al vuelco, la economía no puede ser dejada de lado cuando se trata de la principal preocupación para seis de cada 10 ecuatorianos, según las encuestas.

Por eso Viteri no solo ha buscado ponerle rostro de forma anticipada a lo que podría ser su equipo económico, sino que se ha enfocado en llevar la economía al bolsillo ciudadano: aumento de salario, trabajo por hora, plazas en sectores de contratación masiva.

El equilibrio entre las dos facetas (la Cynthia de gafas y cifras; la Cynthia de abrazo y camiseta) es la ruta marcada. Aún está por verse cuál es el destino.

El equipo económico

La candidata presentó ayer en Quito al equipo de profesionales que trabajará junto a su binomio Mauricio Pozo en el área económica, si llega a Carondelet:

Gonzalo Maldonado, experto en temas monetarios y financieros; Margarita Andrade, finanzas públicas; Fabián Carrillo, finanzas públicas; Diego Burneo, desarrollo sostenible; y Patricio Alarcón, productividad.

A LA CARTA