lunes, 23 julio 2018
03:51
h. Última Actualización

El presidente dice que Correa no le dejó “la mesa servida”

Moreno calificó de grave la situación económica en la que recibe el país.

Quito /
12 jul 2017 / 00:01

Habló por primera vez de la situación económica del país. El primer mandatario, Lenín Moreno, advirtió que “no hay tal mesa servida, esa es la pura y neta verdad. La condición económica de Ecuador es muy difícil”.

Así de contundente se manifestó ayer el presidente de la República, quien desarrolló una intensa actividad justo un día después de la partida del exmandatario Rafael Correa a Bélgica.

Correa había señalado en su enlace 550 que iba a dejar la mesa servida al Gobierno que venga “para que pueda gobernar de mejor manera”.

Parece ser que no ha sido así porque Moreno ayer reprochó al anterior Gobierno que “podía haber sido más mesurado al dejar cuentas en mejores condiciones... Una cosa es lo que se dice y otra lo que se da”, remató. Aunque dejó un resquicio para la recuperación. “No digo que el país está quebrado. Porque realmente tenemos mucho entusiasmo para salir adelante”.

La semana pasada el Gobierno ya había transparentado algunas cifras reales de deuda, cercana a los 42.000 millones de dólares, que siempre se habían mantenido opacas en la administración de Correa.

El de ayer fue el contraataque más fuerte de Moreno contra su antecesor desde que comenzaran a lanzarse mensajes por las redes los últimos días.

Al final subieron el nivel. En su despedida desde el aeropuerto de Tababela, Correa mantuvo en lo más alto la confrontación. Dijo que no estaba seguro si ganó la revolución ciudadana. “No me digan que es un cambio de estilo. Si prevalecen las componendas, seré el primero en desafiliarme de PAÍS”, señaló.

Tuvo respuesta ayer desde los micrófonos de una comparecencia pública. Moreno le contestó, sin mencionar nunca su nombre, que si alguien duda, “perdió la oposición. La revolución ciudadana ganó y continúa”, sentenció el mandatario.

El primer ciudadano del país explicó que hoy se respira libertad. De a poco la gente dejará su “comportamiento ovejuno y va a empezar a respirar esta libertad nueva...”, advirtió.

Moreno, además, subrayó que debemos ser escrupulosos con el manejo de la palabra y que habrá completa libertad para actuar en las funciones del Estado.

“He pedido a las funciones que actúen con ética, justicia y verdad. Si ofrecimos una cirugía mayor contra la corrupción, eso significa llegar hasta el final. No se dejen amedrentar, no lo permitan”, señaló Moreno.

El presidente de la República hizo esas declaraciones en el Palacio de Carondelet, durante la reunión con el Frente de Transparencia y Lucha contra la Corrupción (FTLC). El órgano, integrado por varias autoridades y personalidades, presentó un plan estratégico para batallar contra los sobornos, coimas y enriquecimiento ilícito que se destaparon en el país a raíz de los casos de corrupción en Petroecuador y Odebrecht.

La ministra de Justicia, Rosana Alvarado, fue la encargada de explicar a rasgos generales ese plan, que se sustenta sobre cinco ejes de acción: promoción de la transparencia, educación y reflexión de valores, lucha contra la impunidad, combate a la corrupción en la gestión pública, y en la privada.

Hay 15 estrategias y mecanismos para esa ‘guerra’ que implican reformas legales e institucionales. Por ejemplo, al sistema de Contratación Pública para incentivar la transparencia e incluir un programa de monitoreo de los valores desembolsados, así como la revisión de los procesos especiales de contratación.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA