domingo, 25 junio 2017
01:01
h. Última Actualización

El Estado dedica $ 221 millones a la Refinería

La prometida Refinería del Pacífico tiene 144 empleados. En enero y febrero, la empresa gastó $ 6 millones

18 mar 2017 / 00:02

No está construida, pero genera gastos. La megaobra que anunció el Gobierno en 2008, la Refinería del Pacífico, todavía no consigue los más de 11.000 millones de dólares que se necesitan para su construcción, pero ya genera costos significativos en el país. Solo para este año, por ejemplo, la empresa de economía mixta tiene un presupuesto de 221,6 millones de dólares.

Según el informe de transparencia de la empresa, ese monto se reparte en 26,7 millones de dólares para gasto corriente (salarios y otros rubros de consumo) y 194,9 millones de dólares en inversiones y bienes de larga duración.

¿Cómo se distribuye el dinero? La Refinería del Pacífico Eloy Alfaro tiene 144 empleados. Los sueldos de esos funcionarios van desde los 450 dólares -salario de un conserje- a los 4.900 dólares. Esa es la remuneración mensual del gerente general de la empresa, Bismarck Andrade.

EXPRESO consultó a Andrade sobre el uso de los recursos públicos en la refinería pero, hasta el cierre de esta edición, no obtuvo respuesta.

La última vez que el funcionario respondió a esas interrogantes fue en noviembre del año pasado, ante el presidente Rafael Correa en un enlace sabatino. Andrade justificó que, desde 2008 hasta esa fecha, se haya gastado 150 millones de dólares solo en Gerencia del Proyecto. Dijo que el valor incluía el apoyo que “sirve para el diseño y la construcción”. Correa consideró, inicialmente, que el gasto era alto.

El gerente informó al primer mandatario, tal como publicó EXPRESO el 8 de noviembre, que representantes del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) visitaron el sector donde se construirá la refinería. Según él, los funcionarios chinos quedaron satisfechos. El ICBC sonaba como uno de los potenciales inversores de la obra pero, cinco meses después, no hay contrato firmado.

Lo que si hay es un gasto de 6,4 millones solo en enero y febrero de este año. De ese monto, 1,3 millones de dólares, muestran datos de la propia refinería, se destinaron a pagos corrientes (ver cuadro).

El resto fue a obras de inversión que son necesarias para la construcción de una refinería de las características de la propuesta por la autodenominada Revolución Ciudadana. Por esos trabajos, entre 2008 y 2016, se gastaron 1.500 millones de dólares. Odebrecht fue uno de los contratistas.

Incluso Petroecuador aportó con recursos. Según el informe de ejecución presupuestaria de la empresa petrolera, en 2016, se asignaron 113 millones de dólares para la empresa que tiene participación ecuatoriana y, en menor medida, venezolana. Al final, Petroecuador entregó solo 105 millones.

Esa es una de las constantes en la refinería: la subejecución presupuestaria. El año pasado, por ejemplo, la empresa solo gastó 109,1 millones de los 221 millones de dólares que le fueron asignados. La adquisición de tierras e indemnizaciones, la construcción de campamentos y de vías son parte de los proyectos con menos recursos. El pago a la gerencia del proyecto, en cambio, fue el que más tuvo.

A LA CARTA