sábado, 22 julio 2017
01:15
h. Última Actualización

El enlace ciudadano tiene futuro incierto

El nuevo Gobierno analiza su continuidad. La sabatina ‘mutó’ con el pasar de los años.

20 may 2017 / 00:00

Puede ser el final de un ciclo. El presidente saliente, Rafael Correa, dirigirá hoy su último Enlace Ciudadano en Guayaquil con la expectativa de que el espacio, que se ha mantenido durante una década, desaparezca en los próximos cuatro años.

Internamente, el presidente electo Lenín Moreno y su equipo de trabajo analizan continuar o no con el programa. Una fuente cercana a la futura administración dijo a EXPRESO que habría una pausa de tres meses antes de definir el futuro de los enlaces. Aunque todo apuntaría a que no se emitirán nuevamente, al menos no con el actual formato.

Consultada por este Diario, la futura canciller María Fernanda Espinosa dijo que la decisión es “exclusivamente del presidente electo”.

El Enlace Ciudadano fue evolucionando a través de los años. Nació en 2007 como un espacio de rendición de cuentas, pero en el corto plazo sirvió también para confrontar y atacar a opositores políticos y medios de comunicación.

Durante un año fue transmitido por algunas emisoras de radio. El escenario: una mesa de madera y cuatro sillas que eran usadas por Correa, la entonces secretaria de Comunicación Mónica Chuji y dos periodistas invitados que hacían preguntas de coyuntura al mandatario.

“Dentro de ese cambio revolucionario de fondo y de forma está rendir cuentas a nuestros electores. El presidente de la República estará todos los sábados en esta cadena nacional respondiendo frontalmente sus inquietudes y en el futuro habilitaremos líneas telefónicas para responder las inquietudes de los mandantes”, ofrecía un joven Correa al inicio de su mandato y de los enlaces.

El salto a la televisión marcó un punto de quiebre en la producción de este programa. Entonces, fue necesario armar escenarios y movilizar equipos; musicalizar los segmentos, como ‘Ecuador en positivo’, ‘La caretucada de la semana’ o ‘La libertad de expresión ya es de todos’.

Según el libro de Transición de Gobierno que fue entregado a Moreno, para montar un enlace es necesaria la coordinación, entre otros, de la Secretaría de Comunicación, la Secretaría de la Política, gobernadores, Fuerzas Armadas para la movilización del jefe de Estado y de los diferentes ministerios que se encargan de organizar las ferias ciudadanas.

Algunos opositores políticos llegaron a asegurar que cada emisión de la sabatina podía llegar a costar hasta $ 4 millones. Esto fue desmentido por el propio presidente, quien aseguró que en promedio el costo de los enlaces era de $ 30 mil.

Tras el terremoto del 16 de abril de 2016, el Gobierno aseguró que los discursos del mandatario iban a ser financiados por la militancia de Alianza PAIS y grupos afines a la autodenominada revolución ciudadana. Nunca se ofrecieron detalles sobre este cambio.

El enlace ciudadano tiene futuro incierto

El estreno

Los primeros periodistas invitados a un Enlace Ciudadano fueron Paco Velasco, entonces director de Radio La Luna, y el radiodifusor Jorge Yunda. El primero se convirtió en asambleísta y luego ministro de Cultura de Correa. Yunda alcanzó la Asamblea en la última elección por el oficialismo.

La expulsión

El 19 de mayo de 2007, el presidente Correa hizo expulsar del enlace a Emilio Palacio, entonces editorialista de El Universo, por una pregunta que le incomodó y derivó en una discusión. Ese día, el mandatario empezó su programa hablando de la importancia de la libertad de expresión.

La clausura será de amanecida

Un cierre por todo lo alto. El régimen saliente quiere reproducir una verdadera fiesta para el Enlace Ciudadano Nº 523, el último de la era de Rafael Correa Delgado.

La sabatina de clausura se emite hoy desde Guayaquil, específicamente desde el parque Samanes, una de las obras consideradas emblemáticas por la militancia del movimiento oficialista Alianza PAIS.

El propio presidente Correa hizo una efusiva invitación ayer, a través de su cuenta de Twitter, para que los ciudadanos de todo el país le acompañen este sábado.

Según Correa, luego de su rendición de cuentas se realizará el Festival de la Revolución. “Los que quieran pasar la noche, pueden llevar sus carpas y acampar en los espacios designados en el parque para que todos sean parte de esta jornada de celebración”, escribió.

Los preparativos en Samanes empezaron ayer desde muy temprano. Funcionarios de varias entidades públicas ponían a punto los alrededores de la concha acústica donde se desarrollará el evento.

A LA CARTA