sábado, 22 julio 2017
08:39
h. Última Actualización

Dos bombas contra el hedor en Manta

Los equipos evitarán los reboses de aguas servidas en la ciudad.

20 may 2017 / 00:00

Con dos bombas sumergibles traídas desde Hungría, a un costo de 2,8 millones de dólares, se mitigarán los focos de contaminación y malos olores en Manta, especialmente en las playas de Tarqui y Los Esteros.

Los equipos, con tableros eléctricos, fueron entregados ayer a la ciudad, en un acto público donde asistieron representantes barriales y autoridades municipales.

Las bombas de la marca Grundfos, con una potencia de 150 kW (200hp) y voltaje de 460 (VAC), serán colocadas en la estación de Bombeo de Miraflores, ubicadas en el sur de la ciudad. Su fabricación tardó cuatro meses. La adquisición se suma a la nueva línea de impulsión de lagunas de tratamiento, que se construye con recursos provenientes de la ley de solidaridad por el terremoto del 16 de abril de 2016.

Jorge Mórtola, superintendente de obras del Consorcio Tarqui, indicó que estas bombas casi duplican la capacidad de las existentes en el actual sistema de bombeo Miraflores.

Silvio Cedeño, habitante de Tarqui y comerciante de pescado, espera que con su instalación se solucione el problema de los malos olores que por mucho tiempo padece el sector. “Cuando existe un rebose de aguas servidas, el mal olor queda en el ambiente de Tarqui y Los Esteros por semanas.

José Espinoza Macías, gerente de la Empresa Publica Aguas de Manta (EPAM), precisó que los equipos eliminarán los reboses y los malos olores en ambos lugares. “Esto nos va a permitir recuperar las playas de las parroquias antes mencionadas para potenciar el sector turístico”, dijo.

Jorge Zambrano, alcalde de Manta, dijo que los planes y metas propuestas se van alcanzando de forma progresiva. “Estas bombas tienen gran capacidad para trasladar todas las aguas servidas de la ciudad, las que serán debidamente tratadas en las lagunas de oxidación”.

Problemas

Desde hace años, la zona de Tarqui, que concentra la actividad comercial de Manta, ha sufrido del rebose de las aguas servidas, por problemas en el alcantarillado que fueron agudizados por el terremoto del 16 de abril, que provocó su colapso en algunos sectores. Los trabajos en esa zona aún no terminan.

Financiamiento

Múltiples trabajos se han ejecutado en Manta en los últimos doce meses para recuperar el destruido alcantarillado de la ciudad, que ha sido blanco de críticas y reclamos de los usuarios. Los recursos provienen, en unos casos de la cuenta de la ley de emergencia y, en otros, de créditos internacionales.

A LA CARTA