domingo, 22 julio 2018
18:46
h. Última Actualización

Los cercos se cierran para alias Guacho

El fin de semana se detuvo a uno de sus hombres. Recibió cargos por secuestro extorsivo.

10 jul 2018 / 00:01

Un hermano y cercanos colaboradores detenidos, un primo muerto, caletas de droga y laboratorios de procesamiento de coca destruidos, casas de seguridad ubicadas y la radiografía de su estructura desvelada lo acechan.

Solo son parte de los golpes que ha recibido el líder del frente narcoterrorista Óliver Sinisterra, Walther Patricio Arízala, alias Guacho, en los últimos tres meses.

Él fue señalado por las autoridades policiales y judiciales de Ecuador y Colombia como el responsable del secuestro y asesinato del equipo de diario El Comercio Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra.

A Guacho también se le atribuyó el secuestro y asesinato de Óscar Villacís y Katty Velasco. Los cuerpos de las cinco víctimas se recuperaron en Colombia y fueron sepultados a finales de junio e inicios de julio.

Entre enero y abril Guacho hizo 10 atentados terroristas en distintas zonas de San Lorenzo, en Esmeraldas, frontera con Colombia. Hubo cuatro militares muertos y daños a estructuras y bienes estatales.

A esas acciones las autoridades policiales y judiciales respondieron con la captura de más de medio centenar de colaboradores. La mayoría en Mataje, lugar en el que vivía la madre de Guacho y en el que fue secuestrado el equipo de El Comercio, el 26 de marzo de 2018.

Los sospechosos fueron judicializados por delitos de terrorismo, delincuencia organizada, tráfico de armas, de precursores, de drogas, entre otros. En ausencia Guacho irá el 19 de julio a audiencia preparatoria de juicio en Quinindé por terrorismo. En San Lorenzo a una media docena de colaboradores les espera la misma diligencia por tráfico de armas.

En ausencia a Guacho le tocará afrontar un caso de delincuencia organizada por la destrucción del cuartel de San Lorenzo. La instrucción se cierra el viernes. Una de las versiones que llegó de Colombia por asistencia penal señala que Guacho compra las armas a la Policía. Algo que la entidad negó, la tarde del martes 10 de julio de 2018, a través de un comunicado:

Por su parte, el exdirector de Inteligencia del Ejército Mario Pazmiño ve difícil esa posibilidad. Explica que Guacho “con los 25 millones de dólares semanales de la producción de siete mil hectáreas de coca está en capacidad de pedir a carteles internacionales les hagan llegar el armamento”.

Lo que sí cree Pazmiño es que se deben reforzar los controles diurnos y nocturnos y las labores de inteligencia para ubicar caletas y sitios de acopio del armamento.

El asambleísta René Yandún considera que si es que existe alguna denuncia formal en este caso el Legislativo pudiera pedir información.

Puede tener armas por droga

Pazmiño señala que las armas para Guacho pudieran llegar de la misma forma en la que sale la droga. Según el exoficial, en San Lorenzo existen unos siete pasos ilegales por donde pudiese ingresar el armamento. Habla de otras formas: lanchas, barcos, avionetas. Asegura que los de Guacho necesitan armas especiales con mejores alcances de 700 a 900 metros con tiros efectivos que cuestan de 2.000 a 4.000 dólares, cada una.

Expedientes

Armas

En Esmeraldas cuatro supuestos colaboradores de Guacho esperan fecha de juicio por tráfico de armas. Tres de ellos fueron reclamados inicialmente por Guacho a cambio del equipo periodístico de diario El Comercio. Otros esperan audiencia por terrorismo y tráfico de precursores.

Secuestro

En Colombia hay medio centenar de colaboradores de Guacho presos en Cali y Bogotá. El último es Jesús Vargas Cuajiboy alias Reinel, detenido el sábado. Era el custodio del equipo de El Comercio. La Fiscalía le imputó secuestro extorsivo y concierto para delinquir agravado, pero él no aceptó los cargos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA