martes, 19 junio 2018
10:35
h. Última Actualización

Los últimos del correísmo

Las cinco superintendencias están en la mira del Consejo de Participación. La falta de independencia es la acusación repetida en los procesos de evaluación.

Quito /
14 jun 2018 / 00:00

Van camino a la extinción total. Los últimos reductos clave que mantiene el correísmo dentro de la estructura del Estado podrían pasar completamente a la historia en las próximas semanas. Todo está en manos del Consejo de Participación Ciudadana transitorio.

Este organismo resolvió ayer iniciar el proceso de evaluación a la Superintendencia de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión del Suelo, específicamente a su titular, Fernando Cordero Cueva, que ocupó varios cargos en la autodenominada revolución ciudadana.

El anuncio de evaluación llegó incluso antes de que esta Superintendencia cumpla el primer año de funcionamiento. Cordero fue posesionado por la Asamblea en julio de 2017 y recién en enero de este año la entidad empezó a operar.

Desde este cargo, el expresidente de la Asamblea y exministro de Defensa de Rafael Correa, cuestionó la consulta popular propuesta por el presidente Lenín Moreno, en especial la tercera pregunta que, precisamente, planteaba la reestructuración del Consejo de Participación.

Esta no es la única superintendencia que está en la mira. Hasta el próximo martes los equipos del organismo transitorio deberán presentar el informe técnico de la evaluación a la Superintendencia de Bancos y una semana después se receptará el documento relativo a la Superintendencia de Compañías. Ambas lideradas por funcionarios identificados con la anterior administración.

Pero mientras unas evaluaciones recién empiezan, otras terminan. El Pleno del organismo liderado por Julio César Trujillo tiene previsto reunirse hoy para resolver la impugnación que interpuso el Consejo de la Judicatura (CJ) a la decisión de cesar a sus cinco integrantes.

Como ha sido la tónica en estos procesos de evaluación, una de las acusaciones que se hace a la Judicatura es la falta de independencia y las injerencias que habrían tenido las autoridades del Gobierno central en sus decisiones. Si el Consejo de Participación ratifica hoy estas imputaciones, el CJ quedará definitivamente cesado.

En este proceso de renovación institucional, también se empiezan a definir a los reemplazantes de los funcionarios que han sido cesados. Este jueves, los siete consejeros de Participación conocerán la terna enviada por el presidente Moreno para asumir la dirección de la Superintendencia de Comunicación (Supercom).

El secretario del Consejo de Participación Ciudadana transitorio, Darwin Seraquive, dijo ayer que el proceso de designación, con base a la terna enviada el lunes desde el Ejecutivo, podría durar, al menos, tres semanas.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA