domingo, 25 junio 2017
18:37
h. Última Actualización

Competencia pública aprieta a los abogados

Expresidentes del gremio se reúnen para analizar la grave situación que atraviesan. Los públicos se llevan a los clientes.

20 may 2017 / 00:00

Los profesionales del Derecho en el libre ejercicio literalmente se están comiendo la camisa. Tanto, que -por vez primera- un grupo de expresidentes del Colegio de Abogados del Guayas (CAG) se reunió para analizar la situación y expresar su rechazo, especialmente a lo que consideran una competencia desleal: los defensores públicos.

La convocatoria la hizo el actual presidente del gremio, Jimmy Salazar, ante la grave situación por la que estaría pasando la mayoría de colegas.

A la reunión, desarrollada la mañana de ayer en la sede del CAG, fueron convocados once expresidentes del organismo, pero solo acudieron Angelita Albán, Nicolás Castro Patiño y Ricardo Vanegas Cortázar.

Tras el análisis de la situación, los profesionales consideraron que -entre otros temas- trabajarán en siete aspectos que los afecta. Entre ellos: el campo de acción de los defensores públicos, los coordinadores de unidades judiciales, la demanda planteada ante la Corte Constitucional respecto de artículos que se impugnaron del Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ).

“Es indiscutible que en el Ecuador en los últimos años ha habido avances en el tema de infraestructura, tecnología, selección de operadores de justicia, pero también es cierto que quedan algunos puntos específicos que hay que mejorar”, dice Salazar. Y uno de los puntos que más estaría afectando es la Defensoría Pública que, según Salazar, “ha perdido el norte”. De defender a aquellos ciudadanos de escasos recursos económicos “ahora atiende a todos los que tocan sus puertas”.

“El sistema de la Defensoría Pública actual hace que muchos abogados pierdan la posibilidad de tener clientes, porque la gente va a esas defensorías y eso ha afectado gravemente a la profesión, además que es evidente que no existe un control de quiénes deben ser clientes o atendidos por la Defensoría Pública”, señala Ricardo Vanegas.

Angelita Albán examina que no solamente es crítica la situación de los abogados sino de la Función Judicial, dentro de lo que implica además el traslado de una unidad a otra distante, con audiencias convocadas en un mismo día y hasta a la misma hora. Los más perjudicados serían los jóvenes abogados y aquellos que no son parte de grandes estudios jurídicos.

Los pedidos van por varias vías: Consejo de la Judicatura, Ministerio de Justicia, Legislativo y Ejecutivo. Con este último se busca el diálogo para que conozca la problemática que hoy atraviesa el profesional del Derecho.

Demanda

El gremio busca que la Corte Constitucional los reciba en comisión de servicio para conversar sobre la vialidad de la demanda que presentaron en contra de 18 artículos del COFJ.

Carga procesal

Otro de los problemas que observan los abogados es la falta de personal para evacuar la carga procesal que se heredó de los anteriores códigos, los cuales -según dicen- siguen en las ‘gavetas’.

A LA CARTA