miércoles, 22 noviembre 2017
12:09
h. Última Actualización

César Ricaurte: “Es evidente que hay temor”

Director de Fundamedios. Recibió el Premio de Editorial Perfil a la Libertad de Expresión Internacional y el Gran Premio de la SIP.

06 ene 2017 / 00:02

Está en su oficina mientras su equipo traza las líneas finales para el lanzamiento del libro. César Ricaurte, director de Fundamedios, conversó con EXPRESO sobre la libertad de expresión y la Ley de Comunicación.

- ¿Por qué nació el libro ‘El delito de expresarse’?

- Es para dejar un registro de lo que ha sido la aplicación de la Ley de Comunicación. Había análisis, datos sueltos y monitoreo. La ley ha sido abusiva, arbitraria y selectiva. La norma tiene artículos ambiguos y oscuros que están sujetos a interpretación.

- ¿Qué ha pasado en esta década con la libertad de expresión?

- En 2008 teníamos 22 amonestaciones, mientras en 2015 hubo 455 sanciones. Esto empezó con agresiones verbales e insultos contra periodistas. La ley se aplica para someter a los medios tradicionales y a los medios digitales que están fuera de su aplicación. Ahora hay ataques directos, reclamos de copyright, amenazas y hasta se bajan cuentas de usuarios de Twitter.

- ¿Se imponen contenidos?

- La imposición de contenidos se llama censura previa. Los márgenes de censura se han incrementado en las páginas de los diarios, en los noticieros radiales y en las parrillas de los canales de televisión. También hay autocensura: es evidente que hay temor a las sanciones o réplicas y rectificaciones.

- Diario EXPRESO y EXTRA han sido sancionados varias veces por la Superintendencia de Comunicación.

- Hay un caso contra Diario Extra que es paradigmático y que siempre citamos. La Supercom lo sancionó por una portada de una modelo, con ropa de baño. Esa fotografía se hizo con la complacencia y beneplácito de ella. En el caso de EXPRESO, la última vez la Supercom dio la razón al Diario, pero tuvieron que publicar una réplica. Hemos destacado ambos casos porque han tenido una defensa legal muy importante e interesante, pues ha permitido pelear esas sanciones y marcar jurisprudencia.

A LA CARTA