miércoles, 26 julio 2017
10:46
h. Última Actualización

Carlos León: “No estamos preparados para la eutanasia”

18 mar 2017 / 00:02

La vida y la muerte entran en la polémica con dos artículos del Código de la Salud. El debate es amplio y complicado, dice a EXPRESO el psiquiatra Carlos León.

- ¿Qué es el testamento vital?

-Es el derecho de una persona a expresar libre y anticipadamente los cuidados que quiere o no recibir, así como el destino de su cuerpo y de sus órganos.

- ¿Es lo mismo que la eutanasia?

- No, la eutanasia es provocar la muerte de una persona que padece una enfermedad incurable para evitar que sufra.

- ¿Cuáles son los aspectos positivos del testamento vital?

- Evitar vida artificial a un individuo y el sufrimiento. No hay que prolongar la vida de alguien que está en estado terminal.

- ¿Hay posibilidad de legalizar la eutanasia en este país tal como en Colombia?

-Los médicos somos educados para salvar vidas, no para quitarlas. No estamos preparados para eso, sería artificial y desataría demasiada controversia. Es una discusión grande y entre varios estamentos sociales. Pero la gente debe entender que tomar decisiones en relación a prolongar innecesariamente la vida no es eutanasia, sino evitar un dolor y costo innecesario.

- La Iglesia católica considera que la eutanasia es un acto ilegal y de cobardía.

- No se puede poner adjetivos a una cuestión así. El tema es que no se quiere la prolongación artificial de la vida. Además, se trata de evitar gastos a la familia y sufrimiento innecesario al enfermo. Eso no es cobardía.

- ¿Es un problema económico?

- Claro, es un problema económico privado y para el Estado. Mantener a una persona en un lugar donde está a punto de morir, pero seguirle alargando la vida es costoso. Tal vez, es mejor darle la oportunidad a alguien que sí tiene posibilidades de vivir.

- Si un paciente está en fase terminal y con mala calidad de vida por el dolor, ¿qué sentido tiene prolongar su sufrimiento?

- Si hay una persona que está descerebrada, por ejemplo, no se puede hacer nada. La legislación dice que la vida es hasta que el corazón siga latiendo. La verdadera legislación debería decir que sí el cerebro funciona, la persona sigue viva. No es cuestión de que el corazón siga latiendo.

- El Código también incluye los cuidados paliativos.

- Eso significa que los enfermos terminales no padezcan. Si no han hecho el testamento vital que no se tomen medidas heroicas para prolongarle la vida. Hay que evitarle el dolor, alimentarle, ayudarle a dormir. Esto implica que tenga una muerte digna.

- ¿Cuál es el límite entre una vida digna y una enfermedad incurable?

- Esa es la argumentación para tomar la eutanasia como una alternativa en algunos países.

A LA CARTA