lunes, 18 junio 2018
15:15
h. Última Actualización

Aampetra: sí, Augusto Espinosa es el responsable

Un nuevo informe lo inculpa. La Comisión de Educación lo quiere fuera

14 mar 2018 / 00:00

Ayer todas las pesadillas de Augusto Espinosa se hicieron realidad. La Comisión Aampetra tiene un nuevo informe listo para su debate y aprobación. Uno en el que, por primera vez, el exministro de Educación aparece, con nombre y apellido, como responsable político de la tragedia de los abusos sexuales en las escuelas. Mientras tanto, los engranajes del ‘golpe de Estado’ que vienen preparando ocho de los 11 integrantes de la Comisión de Educación, que él preside, completaron una vuelta más inexorablemente.

Detrás de la movida está Silvia Salgado. Como presidenta de Aampetra excluyó a Espinosa de todos los informes previos, incluido aquel que expuso ante el CAL y lo salvó del juicio político. Como vicepresidenta de Educación, ha estado esperando su momento. Y su momento llegó el viernes: Espinosa, al votar por la destitución de José Serrano con el argumento de que, en derecho, las cosas se deshacen como se hacen, contribuyó a sentar el precedente de su destitución.

Ayer, los ocho integrantes de Educación que el 5 de marzo oficializaron un pedido de renuncia dieron la cara por primera vez (esto no se aplica a Dallyana Passailaigue, que la dio desde el principio) y pidieron la salida de Espinosa. Tres puntos quedaron claros. Primero: hay consenso para aprobar los temas pendientes de la Ley de Educación Superior, que son muchos. Segundo: la aprobación se dará inmediatamente, una vez que Espinosa renuncie a la presidencia sin condiciones. Tercero: si no renuncia, dijeron, tomarán otras medidas. Destituirlo, se entiende.

En cuanto al informe de Aampetra, es contundente. Todas las responsabilidades que en los informes anteriores se diluían en los distintos niveles supuestamente descentralizados del sistema, ahora se atribuyen a Espinosa y su sucesor, Fredy Peñafiel.

Que las denuncias de abuso sexual pasaron de 34 en 2014 a 389 en 2016: responsabilidad de Espinosa. Que en 2015 se aceptó, como medida de protección, la “suspensión temporal” del agresor: responsabilidad de Espinosa. Que los protocolos no eran de cumplimiento obligatorio, por no haberse expedido como acuerdos ministeriales; que en el Ministerio no hubo registro de casos denunciados hasta 2015; que el escaso 44 % de casos resueltos incluye archivados y suspensiones temporales; que no se auditó ni se intervino en las escuelas con casos de violación; que el ministro tuvo conocimiento directo de los casos del colegio La Condamine y no hizo nada... Todo responsabilidad de Augusto Espinosa.

Algo que llama la atención: la totalidad de la información que consta en este reporte ya era conocida por Aampetra en octubre de 2017. Fue necesario esperar a que Espinosa cayera en desgracia en la Comisión de Educación para que su nombre apareciera.

Una vez más, la justicia, aun en casos de violación de niños, parece depender de las movidas políticas en la Asamblea.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA