domingo, 22 julio 2018
18:24
h. Última Actualización

Amagua y Senagua, ligadas a dos implicados con Inassa

Dos procesados en el exterior gestionaron en 2014 y 2016 la empresa de agua de Samborondón. Ese año se pagaron sobornos en el país. Negociaron con Senagua

12 jul 2018 / 00:00

Dos nombres cierran en Ecuador el triángulo de la trama de corrupción por la gestión del agua investigada en España y Colombia desde abril de 2017. Se trata de Edmundo Rodríguez y Diego García Arias, un español y un colombiano, que figuran como exadministradores de una de las filiales de Inassa, la empresa colombiana desde la que el Canal de Isabel II, según los procesos iniciados en el extranjero, se desplegaron las irregularidades en América Latina y llegando hasta Ecuador.

Según la Superintendencia de Colombia, una estructura de “sobornos trasnacionales” alcanzó a funcionarios públicos ecuatorianos en 2016. La autoridad de control no dio más detalles sobre entidades, contratos o personas involucradas, pues aún hay reserva en el proceso, pero la firma colombiana admitió el pago de coimas y lo achacó a exempleados que ya no forman parte del holding.

A través de la Superintendencia de Compañías, EXPRESO ha constatado que dos de los procesados en España y Colombia por el pago de sobornos y por aportes a campañas de presidentes y alcaldes en la región, han dejado su sello en el país. En Amagua y en Senagua.

Edmundo Rodríguez Sobrino, número dos de la trama en España que está en libertad bajo fianza, y Diego García Arias, acusado de financiar campañas y cooperador en la causa, fueron administradores de Amagua, la prestadora del agua potable en Samborondón y La Aurora. Ocuparon ese cargo en 2014 y 2016, respectivamente. Y en 2016, según Colombia, es cuando se realizaron pagos a funcionarios ecuatorianos. No obstante, el actual gerente de Amagua, Jaime Taboada, niega la mayor y rechaza cualquier tipo de relación de la empresa de agua de Samborondón con la trama de corrupción aterrizada desde Colombia. Pese a que él mismo fue administrador de Inassa en 2012, según la Superintendencia. El Municipio de Samborondón, como Taboada, remite a la prensa a la compañía colombiana y se deslinda de cualquier vínculo.

Edmundo Rodríguez y Diego García, además, participaron en las negociaciones de Inassa con Senagua sobre proyectos multipropósitos y del control de inundaciones y riego entre 2012 y 2014. La Empresa Pública del Agua, que heredó las competencias de Senagua, ha mandado a investigar esas contrataciones.

Tres claves sobre la trama

Origen

La alarma en Ecuador se originó con la multa a Inassa de la Superintendencia de Sociedades colombiana por haber pagado sobornos a funcionarios ecuatorianos. Pero la investigación por la corrupción de Inassa en la región y de su dueña española, el Canal de Isabel II, arrancó en abril de 2017 en esos países.

Investigación

El español Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado ‘número dos’ de la trama y responsable de la misma en la región, detalló ante la Comisión de Investigación de la Asamblea de Madrid, según un documento al que accedió EXPRESO, los contratos y proyectos que tenía el Canal de Isabel II y su filial Inassa en Ecuador. Negó irregularidades o malos resultados.

Reacciones

La colombiana Inassa y el Canal de Isabel II español reconocen las coimas pagadas pero lo achacan a exempleados. Recurrirán la multa de Colombia. Amagua y Samborondón rechazan la relación con Inassa, pese a que una de sus filiales es dueña de Amagua. Y la Empresa Pública del Agua ordenó investigar los contratos.

Este contenido es una producción de Gráficos Nacionales SA Granasa, publicada originalmente en el sitio web www.expreso.ec y protegida por derechos de autor. Su reproducción total o parcial queda prohibida.

A LA CARTA