sábado, 23 septiembre 2017
12:02
h. Última Actualización

Cinco enemigos en las vías

Hasta el 2020, el Gobierno se fija la meta de reducir a la mitad los fallecidos en accidentes con un ‘Pacto por la Seguridad Vial’.

Quito /
17 sep 2017 / 00:01

La meta es ambiciosa. El Gobierno busca reducir en dos años (2020) el número de fallecidos por accidentes de tránsito, en un 50 %. Para ello el Ministerio de Transporte, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), los transportistas, académicos, municipios, escuelas de conducción y sociedad civil trabajan en el ‘Pacto Nacional por la Seguridad Vial’.

Los diálogos iniciaron el pasado viernes en Quito y se espera tener sus primeros resultados el próximo 6 de octubre. Ahí se conocerán los aspectos que contendrá el pacto y cómo se logrará la meta.

“Nuestra meta es disminuir los índices de accidentabilidad y mejorar la seguridad vial”, sostuvo el viceministro de movilidad del Ministerio de Transporte, Boris Palacios.

Reiteró que ya están identificadas las cinco principales causas de accidentes en el país: conducir con elementos distractores (celulares), el exceso de velocidad, el irrespeto a las señales de tránsito, los cambios inadecuados de carril y conducir bajo los efectos del alcohol.

¿Sobre la base de qué se trabajará? Palacios afirmó que se lo hará sobre los “cinco pilares” reconocidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU). La institucionalidad, las vías, los vehículos, utilización de seguros y una respuesta inmediata a los siniestros. “Sin embargo, al trabajar en los cuatro primeros pilares, la respuesta a los siniestros obviamente será consecuencia de un mejor manejo de los mismos”, precisó.

De su parte el director de la ANT, Pablo Calle, reconoció que en lo que va de este año, la siniestralidad en el país ha crecido un 4 % en relación al mismo periodo de tiempo del 2016.

Señaló que dentro de la metodología a seguir en las siguientes dos semanas se realizarán dos talleres adicionales que son para definir planes operativos con responsables y con fechas de cumplimiento específico.

“La primera semana de octubre (el 6 exactamente) tendremos ya una presentación y realizaremos la validación de esta planificación y se dispondrá el inicio inmediato de las acciones”, aseveró.

¿Qué opina la sociedad civil? El director ejecutivo de Seguridad Vial, Guillermo Abad, quien participa en las mesas de trabajo, afirmó que es algo positivo que ahora se empiece a discutir el tema de la seguridad vial. Para él, lo único que se debería hacer para mejorar la movilidad y el tránsito y evitar los accidentes, es cumplir con la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre.

A sus ojos, el incumplimiento de la normativa vigente se debe al “compromiso político gremial que se ha evidenciado durante estos últimos 10 años”. Ellos plantearon la necesidad de una auditoría de gestión a la Agencia Nacional de Tránsito, para que explique por qué no se cumplió con la ley.

En tanto, el gerente general de la Federación Nacional de Transporte de Taxis (Fedotaxis), Luis Lambert, considera que una solución al problema está en la educación y establecer sanciones más drásticas a quienes cometen las infracciones de tránsito.

Asegura que la educación vial debe constar en la malla curricular de las escuelas y colegios. En cuanto a las sanciones, es partidario de la detención a los infractores y que se les dé capacitación en los mismas cárceles.

Con respecto a la educación vial, el director de la ANT anunció que se trabaja ya con el Ministerio de Educación y que se está estableciendo la nueva malla curricular en la que consta este tema como parte de las materias a ser impartidas. Esto entrará en vigencia el próximo año.

De su parte, Soraya Herrera, presidenta de la Fundación Centro de Apoyo a Víctimas de Accidentes de Tránsito ‘Nicol Paredes’, afirmó que quienes son víctimas de los accidentes “han sido olvidados por el poder político y desprotegidos por la justicia”.

Ella presentó la guía iberoamericana contra la violencia vial, que tiene como objetivo establecer, por parte del Gobierno, una ayuda psicológica, un acompañamiento y una atención legal primaria a las víctimas y a los familiares.

La guía establece un manual para la implementación de la Unidad de Atención a Víctimas, para una atención prioritaria. Estaría a cargo del Consejo de la Judicatura.

6 años de retraso para abrir un consejo de transporte

El director de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Pablo Calle, anunció que en los próximos días el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocará a los colegios electorales para elegir a los delegados al Consejo Consultivo de Transportes y Seguridad Vial. El organismo debió conformarse una vez que entró en vigencia la Ley Orgánica de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial en el 2011, y es ente de consulta del Directorio de la Agencia Nacional del Transporte Terrestre, cuyas recomendaciones no tendrán carácter vinculante.

El Consejo lo integran: el ministro de Transporte, un delegado del ministro de Educación, uno del ministro de Salud, uno de cada federación de transporte terrestre y de choferes profesionales, un delegado de las escuelas de conducción no profesionales, delegado de las asociaciones automotrices, de las asociaciones de carroceros y uno de la veeduría ciudadana sobre transporte.

A LA CARTA